Vecinos del barrio Villa Arkadia se quejan por presunta contaminación de una empresa textil

La empresa está a casi 50 metros de la zona residencial.
Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
La polución de una empresa textil al costado de los edificios del barrio Villa Arkadia en la llamada zona industrial El Papayo, tiene afectados a quienes viven en el lugar por cuenta de un humo espeso que se desprende en determinadas horas del día, entra a las viviendas y causa perjuicios de salud.
PUBLICIDAD

Así lo denunció Damián Tafur, habitante de la zona, quien indicó que su estadía en su propia casa se volvió un sufrimiento, pues no se pueden abrir las ventanas producto del humo, sumado a un molesto ruido que se genera de las actividades propias de la empresa.

“Llevo dos años viviendo aquí y se han pasado papeles, todo y nada, ni un fin de semana se pueden abrir las ventanas”, sostuvo Tafur.

Martha Castilla, residente de otro edificio de la zona, aseguró que incluso se recurrió a acciones de tutela, pero el perjuicio continúa, es que según las denuncias varios arrendatarios han decidido abandonar la zona, huyéndole al humo.

“Tenemos dos problemas, la fábrica de confecciones y una trilladora de arroz, es por lado y lado, eso nos ha perjudicado, qué no hemos hecho y no solucionan nada”, acotó Castilla.

La empresa está a casi 50 metros de la zona residencial.

En febrero de 2019 y ante las querellas, Cortolima realizó una visita de control al lugar tomado en arriendo denominado M y D Procesos Industriales, donde la profesional de la CAR designada, no evidenció emisiones directas hacia la zona residencial; sin embargo, se conceptuó que se hiciera una suspensión preventiva a la empresa, hasta que se diera información de ciertos requisitos como el uso del suelo, las condiciones de funcionamientos y la peligrosidad de los residuos usados en las instalaciones, entre otros.

En el informe la empresa dio cuenta de que siguiendo los requerimientos de Cortolima subió la altura de la chimenea del lugar, pero para la comunidad no sería suficiente.

Con el cambio de Administración en la Alcaldía y Cortolima, la comunidad exige que el proceso sea nuevamente revisado, pues sienten que sus llamados han sido en vano, incluso poniendo en evidencia la presencia de un instituto de salud, donde a diario llegan pacientes a citas médicas.

EL NUEVO DÍA

Comentarios