Vendedores informales de la Tercera piden un pacto para organizar el comercio

Entre cinco mil y quince mil pesos estarían ganando los vendedores tradicionales de la zona céntrica por día.
Crédito: ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
El comercio informal que se estableció en diciembre en la carrera Tercera y que se pensaba que pasada la temporada decembrina disminuiría, por el contrario, aumentó, lo que ha generado el inconformismo de la ciudadanía.
PUBLICIDAD

Pero el inconformismo no es solo de la población que transita a diario por la carrera, sino que los mismos vendedores informales que han trabajado por años en la zona céntrica se ven desplazados por otros vendedores ante la falta de control de las autoridades.

Así lo manifestó Rubén Darío Mellado Rodríguez, presidente de la veeduría de espacio público de la Alcaldía de Ibagué, quien indicó que la situación se ha desbordado, lo que ha afectado directamente los ingresos de los vendedores.

“La preocupación es grande porque se inundó la carrera Tercera cuando hay unos acuerdos entre los vendedores informales y la Administración Municipal de años anteriores, donde acordamos de no ocupar este sector.

Y hay un lista de las personas que toda la vida han trabajando acá, como son los maneros, quienes llevan sus artículos en las manos, pero ahora ya hay puestos de comidas de todo tipo, son puestos inmensos con sillas”, manifestó el veedor.

De acuerdo con otros vendedores, antes por los controles de la Policía eran sancionados y había mayor control evitando la invasión del sector. “Pero ahora vemos con preocupación que la Policía pasa y no dice nada”, acotó Mellado.

 

Lea: --> Sigue la problemática por el uso del espacio público

La migración

La llegada de la población venezolana argumentan los vendedores ha hecho que se agudice la problemática de ocupación del espacio público.

En un trabajo de censo por parte de la misma veeduría se contabilizaron 62 carretas distribuidas desde la calle 11 hasta la 17 a lo largo de la carrera.

“No hay ningún tipo de control, nosotros como veeduría fuimos a decirle a algunos venezolanos que tenían la música y el perifoneo alto, que le bajaran, y nos amenazaron, entonces es algo que se nos sale de las manos”, acotó Darío Mellado.

Y según los censos extraoficiales de la veeduría, actualmente hay más de 1.500 vendedores ambulantes en el Centro, mientras en 2016 fueron 820 los que firmaron el Pacto por la Convivencia en el Espacio Público con la Alcaldía de Ibagué.

Cabe recordar que a corte de junio de 2019 Migración Colombia reportó que en la Ciudad Musical vivían 3.805 venezolanos, mientras el Dane indicó que la tasa de ocupación de la población proveniente de ese país en Ibagué era de 67,2%, la tercera más alta del país.

 

Lea: --> Secregobierno mostró preocupación por invasión del espacio público con comercio informal

Video: --> Ocupación de espacio público en Ibagué

Se agota la paciencia

En una reunión que el veedor sostuvo con los trabajadores, ellos le habrían advertido que ante el desespero ante la disminución de ingresos, estarían dispuestos a tomar medidas por su propia cuenta.

En este sentido, la solicitud de los representantes de los vendedores, es que se realice nuevamente un pacto para despejar la carrera y que se intensifiquen los controles en la zona.

 

Dato

En 2016 cuando 820 vendedores informales firmaron el Pacto por la Convivencia en el Espacio Público con la Alcaldía de Ibagué se estableció un módulo de trabajo por persona, con una altura máxima de 1.50, de ancho 1.20 y de fondo 1 metro.

 

Dato

Los vendedores que han trabajado de manera informal desde hace años en el centro de la ciudad, argumentan que otros vendedores incumplieron acuerdos de no ocupar la carrera Tercera, y que en su mayoría serían de nacionalidad venezolana.

EL NUEVO DÍA

Comentarios