Contraloría inicia proceso de auditoría a actualización catastral

Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍAMónica García, contralora encargada de Ibagué.
Ante las denuncias realizadas por una funcionaria del Igac, la Contraloría municipal anunció la apertura de una auditoría especial, la cual iniciará en el segundo semestre del 2020.
PUBLICIDAD

Luego de las denuncias realizadas por Mayerly Amparo Martínez Acosta, funcionaria del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac), sobre unas posibles irregularidades en el proceso de actualización catastral, la Contraloría de Ibagué anunció el inicio de una auditoría especial.

Las denuncias fueron realizadas por la funcionaria del Igac en el Concejo de Ibagué en noviembre del 2019.

“Todo esto se dio a raíz de una mala contratación con personal no idóneo y sin experiencia en el tema catastral. Aquí la politiquería se tomó el proceso en la zona urbana del municipio de Ibagué, ya que se contrató a dedo”, afirmó Martínez Acosta frente a la plenaria del Concejo de Ibagué.

En ese sentido, la contralora (e) de Ibagué, Mónica García, aseguró que adelantará una auditoría especial al convenio 4808, suscrito entre el Instituto y la Administración municipal en el año 2018, y el cual ascendió a los 7 mil millones de pesos.

“Se determinó, gracias al equipo auditor, que se debe realizar una auditoría especial, la cual se iniciará en el segundo semestre del 2020. El tiempo que nosotros tenemos establecido para realizar la indagación, frente a las denuncias, es de una ejecución de apenas 15 días, lo cual no nos permite ir más allá o revisar a profundidad cuáles son las posibles irregularidades que se estén presentando. Por esa razón, el equipo auditor determinó realizar una auditoría especial”, afirmó la contralora (e) de Ibagué.

Dentro de las denuncias que se realizaron estarían también la contratación de personal sin las condiciones requeridas para realizar las visitas a los predios.

Así mismo, la funcionaria del Igac afirmó que se incluyeron predios que no fueron visitados o predios que en realidad no existen.

En una primera auditoría realizada por la Contraloría Municipal se encontró un detrimento patrimonial de 652 mil pesos. 

Dato

En una primera auditoría se encontró un detrimento patrimonial de 652 mil pesos. 
 


Aquí la politiquería se tomó el proceso en la zona urbana del municipio de Ibagué, ya que se contrató a dedo

                                   Mayery Amparo Martínez Acosta, funcionaria del Igac. 

EL NUEVO DÍA

Comentarios