“El aislamiento social debe ser una medida inminente”, Hurtado

El alcalde Hurtado dio a conocer la situación en compañía de su gabinete y del Gobernador del Tolima.
Crédito: HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
La Administración municipal anunció las restricciones que tendrán los ibaguereños tras la declaración de calamidad pública y emergencia sanitaria por cuenta del Covid-19 durante 14 días calendario.
PUBLICIDAD

En una caótica rueda de prensa y sin conocerse al cierre de esta edición la expedición de un decreto municipal de manera formal, el alcalde de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado, en compañía de su gabinete y de la Gobernación del Tolima, anunció la declaratoria de calamidad pública y emergencia sanitaria en el Municipio.

Con lo expuesto por Hurtado, los ibaguereños tendrán que acogerse a una serie de medidas que llevan al aislamiento social durante los próximos 14 días calendario.

El mandatario resaltó la importancia de hacer estricto el cumplimiento de las medidas como un factor para proteger las familias y recordó que en Ibagué solo se tienen 197 para la Unidad de Cuidados Intensivos, lo que en una desafortunada propagación del virus deja sin capacidad de atención.

 

Restricción a la ciudadanía

Lo más relevante de las medidas es el toque de queda para la comunidad. Los menores de 18 años y los mayores de 60, deberán estar de manera permanente durante las 24 horas del día en sus viviendas, el resto de personas podrán circular sólo desde las 6 de la mañana y hasta las 7 de la noche.

Asimismo no está autorizada la concentración de más de 10 personas en ningún tipo de escenario, por el riesgo de transmisión; sin embargo, pese al anuncio, la ciudadanía se arrojó al comercio para surtirse de víveres antes de las 7 de la noche.

El Alcalde pidió evitar las celebraciones familiares y a las diferentes congregaciones religiosas cerrar los establecimientos y templos. Medida que debe adoptarse también en conjuntos cerrados en toda la ciudad, a las que se les suspendió el uso de piscinas y de áreas comunes, acciones que tendrán que hacer efectivas los administradores de estas unidades residenciales.

Las visitas a centros de adultos mayores, albergues y hospitales, está restringida, además se tendrá que adoptar un plan de contingencia por parte de las Secretarías de Salud y Gobierno para hacer frente en los diferentes centros de reclusión que hay en Ibagué.

 

Garantizar servicios públicos

Otra de las directrices de la Administración, es garantizar de manera ininterrumpida los servicios públicos, particularmente el suministro de agua. El Ibal no podrá hacer suspensiones del recurso, incluso en caso de estar en mora con la empresa.

Las empresas de servicios públicos deben ajustar el funcionamiento de sus compañías con las medidas sanitarias que consideren y que sigan los lineamientos de la Nación.

Además de que se pueda replantear el esquema continuo de recolección de residuos sólidos en toda la capital del Tolima.

 

En la construcción

Las empresas del sector construcción deben adoptar protocolos para que el personal de obra utilizados en las estructuras no posibiliten la propagación del virus, estableciendo diferentes turnos de trabajo.

 

Sin actividad física

En los establecimientos deportivos públicos quedó prohibido su ingreso y se ordenó el cierre de los centros de acondicionamiento físico.

 

Dato

La Alcaldía recordó al Ibal, que durante la puesta en marcha del decreto, no podrá hacer ningún tipo de suspensión, pues debe garantizar el suministro en todo el Municipio.

EL NUEVO DÍA

Comentarios