Pese a la cuarentena, las plazas de mercado estuvieron llenas de gente

Crédito: HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
Aunque la recomendación de las autoridades es evitar aglomeraciones, para prevenir la proliferación del Covid-19, en plazas de mercado de la ciudad hubo congestión, entre comerciantes y compradores.
El gobernador Orozco hizo un llamado a la Fuerza Pública.
PUBLICIDAD

Varias personas en Ibagué, incluyendo el gobernador Ricardo Orozco, vieron con asombro como cientos de personas acudieron ayer a la Plaza de la 21 y otros centros de acopio de la ciudad, desatendiendo de forma temeraria el aislamiento preventivo obligatorio decretado a nivel nacional para contener el avance del Covid-19.

El sábado es uno de los días de mayor afluencia en la popular plaza, pero no se esperaba que durante la medida de confinamiento se fueran a aglomerar más de mil ciudadanos en este punto, sobrepasando por mucho el límite de diez personas que tienen permitido reunirse en un solo espacio.

Para algunos, la presencia de tantas personas no solo se debe a que el sábado ha sido históricamente un día de alto movimiento en la plaza sino a que la medida de ‘pico y cédula’, implementada por la Alcaldía de Ibagué, permite que puedan salir a abastecerse ciudadanos con cinco número distintos.

“Debo reiterarles a todos los tolimenses que deben hacer el aislamiento preventivo obligatorio. No es posible que en una visita a la Plaza de la 21 encuentre a más de mil personas, como si nada pasara en la ciudad, en el país, en el mundo. Diez personas en un supermercado, guardando las medidas, es pasable, pero más de mil personas en la Plaza es un acto de irresponsabilidad”, aseguró el Gobernador.

El mandatario reclamó de los todos los ciudadanos un alto grado de responsabilidad para afrontar este momento de crisis y enfatizó que los casos de contagios van en aumento. “La gente debe tener la claridad que la pandemia es mortal y que en Colombia está creciendo de manera exponencial. Este es un compromiso de cada uno con las familias, con los padres, con los vecinos, con la gente que quieren”, afirmó.

s

También precisó que si en el Tolima hoy se han confirmado solo nueve casos, no es porque la pandemia no esté avanzando, sino porque hay unas fallas en el equipo empleado por el Instituto Nacional de Salud (INS) que ha demorado el diagnóstico. “Estamos jugados para que el menor número de tolimenses se contagie y ojalá ninguno fallezca. Pero con el poco compromiso de la gente, por más esfuerzo que hagamos no vamos a poder controlar el virus”, indicó.

Por esta desatención, Orozco exhortó a las autoridades locales para que garanticen el cumplimiento del decreto. “Es un llamado respetuoso y si necesitan un acompañamiento nuestro, vamos a hacerlo, pero no vamos a permitir que la gente ponga en riesgo la vida y la salud de más de 500.000 habitantes en la ciudad”, comentó.

En un recorrido, El Nuevo Día comprobó que una situación semejante ocurrió en la Plaza de la 14, donde cientos de personas estaban realizando compra de alimentos. Allí, como en la Plaza de la 21, uniformados de la Policía llamaron la atención de ciudadanos para que den cumplimiento estricto a la medida.

 

Cifra

936.323 pesos es el valor que deberá pagar un ciudadano al que se le imponga un comparendo por incumplir el aislamiento obligatorio.

 

Frase

"Hemos trabajado para que la gente cumpla con el aislamiento obligatorio. Pero con el poco compromiso de la gente, por más esfuerzo que hagamos no vamos a poder controlar el virus", Ricardo Orozco. Gobernador.

EL NUEVO DÍA

Comentarios