Reforzarán luminarias del estadio para cumplir con exigencias contractuales

Crédito: Jorge Cuéllar / EL NUEVO DÍAEstos trabajos se realizan en el marco del proceso sancionatorio que adelanta Infibagué contra el contratista, y tendrán un tiempo de ejecución de 15 días.
Tras la polémica por el desmonte de los reflectores del ‘Coloso de la 37’, Paola Álvarez, gerente de Infibagué, explicó cómo avanza el proceso y para cuándo se hará la entrega de la obra al Municipio.
PUBLICIDAD

Luego del desmonte de los reflectores de las tribunas norte y sur del estadio Manuel Murillo Toro, en la mañana del martes, Infibagué explicó como va el contrato para la modernización de las luminarias de este escenario deportivo, mismo por el que se le abrió un proceso sancionatorio por incumplimiento al contratista, la Unión Temporal Manuel Murillo Toro, integrada por las empresas Energizando S.A.S. y Eléctricas de Medellín (Edemsa), pues las luminarias aún no cumplen con las exigencias requeridas y el plazo de ejecución se acabó en noviembre de 2019.

Según explicó la gerente de Infibagué, Paola Álvarez, en el proceso por incumplimiento que actualmente adelanta el Instituto, la Unión Temporal ha expresado su interés por cumplir con el objeto contractual, esto, en aras de evitar una sanción económica y entregar la iluminación del estadio cuyo nivel de ejecución supera el 90%.

Intención que según los argumentos de Infibagué fue vista como favorable y por el que ha permitido que el contratista ajuste las luminarias, “ellos se han comprometido a llevar a feliz término el objeto contractual, yo soy insistente que vale más una obra entregada y la ciudadanía contenta”, indicó la Gerente.

Y agregó, “la sanción no va a favorecer un interés general y el Alcalde ha sido enfático en que hay que entregar escenarios bonitos y que cumplan con los requisitos a la ciudadanía, queremos entregar el objeto contractual, he insistido en que no hay dificultad para que se jueguen los encuentros del Deportes Tolima, el problema era para efectos de transmisión (por televisión) porque tienen que acatarse”.

Cabe resaltar que el retraso del contratista ha sido evidente, pues el proceso se contrató en enero de 2019 con la Administración anterior por $6.981 millones y estaba previsto que se entregara en 100 días, un poco más de tres meses, sin embargo, un año después la obra no ha culminado.

Los trabajos que actualmente adelanta la Unión Temporal, pese a que no está vigente ningún proceso contractual, pretenden redireccionar los reflectores e instalar equipos con mayor capacidad, pues cuando se hizo la medición por parte del interventor la firma HCR Ingenieros, no se cumplían con los lúmenes verticales.

La exigencia de Infibagué en el contrato es de 1.400 luxes verticales y 1.300 luxes horizontales.

Según Álvarez, la obra está prevista para su entrega en cerca de 15 días, tiempo que se tomará la Unión Temporal para hacer ajustes; sin embargo, aún no es claro cómo será la vigilancia y entrega; la Gerente indicó que la empresa interventora “tiene el compromiso de recibir la obra”.

A la fecha, el Instituto ha desembolsado más del 50% del valor total del contrato.

Cabe recordar que en febrero, Infibagué con la llegada de la nueva gerencia, declaró la nulidad de lo actuado en el proceso sancionatorio que venía realizando el Instituto en cabeza de Yolanda Corzo, aduciendo que no se habían cumplido varios requerimientos de ley y por el que se reiniciaron las audiencias con un nuevo pliego de cargos.

 

Cifra:  $6.981  millones es el valor pactado para la renovación de este escenario.

EL NUEVO DÍA

Comentarios