Tras jornada de paro, propietarios de busetas y Alcaldía llegaron a un consenso

Crédito: Jorge Cuéllar - EL NUEVO DÍA
Con bloqueos en las principales intersecciones de la ciudad, el gremio del transporte colectivo sentó su voz de protesta y logró llegar a acuerdo con Administración municipal.
PUBLICIDAD

Desde las 6 de la mañana, 412 de busetas de transporte público colectivo salieron a las calles y paralizaron la ciudad, con la intención de hacer un llamado a la Administración municipal, por la difícil situación que está pasando el gremio de propietarios y conductores ante la emergencia sanitaria.

Este gremio argumentó dificultades económicas, por el bajo flujo de personas que movilizan, por la reducida ocupación de sus vehículos, que a la fecha es del 35% y por las restricciones que en días como el toque de queda está dejando más pérdidas que ganancias; según señalan, en el toque de queda de hace 15 días solo movilizaron 40 pasajeros.

Es así como en horas de la mañana y hasta las 3 de la tarde, los vehículos se detuvieron en las principales intersecciones viales, dejando a cientos de carros particulares embotellados.

En su cuenta de Twitter, el alcalde, Andrés Fabián Hurtado, mostró su desacuerdo por los bloqueos y negó la posibilidad de aumentar la tarifa del servicio de bus, una de las peticiones del gremio para nivelar sus ingresos.

“Estamos en desacuerdo con bloqueos por parte de algunos propietarios de buses, se está perjudicando la movilidad de cientos de familias ibaguereñas que deben movilizarse para cumplir horarios en sus trabajos y están en riesgo de perder el único sustento que tienen para su hogar”, dijo Hurtado.

Y agregó: “Frente a la solicitud de los propietarios de incrementar la tarifa del pasaje a $ 2.000, reitero que no la tenemos contemplada. No podemos afectar la economía de esas familias vulnerables y por eso debemos buscar otras alternativas”.

Horas más tarde, el alcalde hizo una reunión virtual con los líderes de la protesta, en donde también hizo presencia el secretario de Movilidad, César Fabián Yáñez y el senador Miguel Barreto, que permitió que el gremio levantara los bloqueos.

“Uno de los objetivos de la movilización era que el Alcalde nos escuchara, cumplió con el primer punto y a las 3 de la tarde dimos la orden de que se levantara la obstrucción de la vía”, señaló Jefferson Cruz, líder, vocero y representante de pequeños y medianos propietarios de busetas.

Diálogo

En el encuentro virtual entre el mandatario local y los propietarios de busetas, se discutieron temas como el aumento en la tarifa, opción que fue descartada, teniendo en cuenta la situación de la ciudad en materia de empleo, así como la ocupación de las busetas en la pandemia y en donde la Administración dejó claro es una situación que depende del Gobierno Nacional.

Asimismo, se dejó trazado que se realizaran encuentros semanales con el gremio para plantear alternativas que mejoren su situación económica, el primero de ellos será el próximo lunes.

Prestación del servicio

Jefferson Cruz, líder, vocero y representante de pequeños y medianos propietarios de busetas, indicó que tras la reunión se comprometieron a prestar el servicio hoy y el jueves; sin embargo, dejaron claro que los días de toque de queda no pueden obligar a trabajar al gremio y que de operar este fin de semana será bajo consenso.

“Levantamos el paro y le dijimos al Alcalde que íbamos a cumplir el miércoles y el jueves, pero viernes, sábado y domingo, en toques de queda, estamos socializando si nos ponemos de acuerdo y hacemos una frecuencia más larga, como para cumplir, porque el usuario no tiene la culpa”, acotó Cruz.

Dato

busetas se movilizaron y bloquearon las principales vías de la ciudad.

EL NUEVO DÍA

Comentarios