Los acueductos comunitarios siguen sin suministrar agua potable

Crédito: Archivo - EL NUEVO DÍA
Mediante el aplicativo Sivicap que permite reportar los datos de vigilancia en calidad del agua, los acueductos comunitarios de la ciudad siguen reflejando fallas.
PUBLICIDAD

El informe de resultados del Índice de Riesgo de la Calidad del Agua (Irca), que realiza de forma mensual el Instituto Nacional de Salud (INS) con la información entregada por las autoridades sanitarias locales develó una vez más la preocupante situación de los 32 acueductos comunitarios de la ciudad, más de la mitad sigue sin suministrar agua potable a sus comunidades.

El último reporte entre el 1 de julio y el 1 de agosto del 2020, da cuenta que de los 32 acueductos, once son inviables sanitariamente, pues en la clasificación Irca están entre el 80 y 100%.

Se trata de los acueductos de los barrios Cartagena, Bellavista, La Unión, San Antonio, Jazmín parte alta y baja, Chapetón, Cerros de Granate, el acueducto Asogranada, Mirador Gaviota y el acueducto de la junta de acción comunal del barrio Ricaurte, este último tiene 1.274 suscriptores según la Alcaldía.

Asimismo, ocho de los acueductos se ubican en riesgo alto, es decir, con una clasificación entre un 35,1 y un 80% según el Irca.

En esta lista está el acueducto del Batallón de Infantería Jaime Rooke, Acuaisla, Acuasanisidro, el acueducto del barrio Los Ciruelos, Santa Cruz, La Vega, Miramar  y  de la Ambalá sector Triunfo, mismo que tiene 950 suscriptores.

Con riesgo medio en la clasificación del Irca están los acueductos de Altos de Miramar, Acuacolinas, Asuacol y Acuamodelia, el segundo más grande de la ciudad, pues cuenta con 2.360 suscriptores.

Con riesgo bajo solo aparece el acueducto de Los Túneles que surte del recurso a 220 familias.

Y sin riesgo para su consumo hay 8 acueductos comunitarios, se trata del acueducto del barrio Ambalá, Acuambalá, el más grande de la ciudad y que brinda servicio de agua a 7.551 familias; el acueducto del barrio Las Delicias, Asoarrudeli;  del barrio Boquerón, Acuaboqueron; Aguaflorida, el de Calambeo, La Paz y del barrio la Gaviota, Acuagaviota.

Arreglos paulatinos

El secretario de Ambiente y Gestión del Riesgo, César Gutiérrez, señaló que para subsanar el déficit de captación y calidad de varios de estos acueductos comunitarios, muchos de ellos en la zona Sur de la ciudad, la Alcaldía le está apostando a la ejecución del Acueducto Complementario con el que se pretende suplir estos sistemas comunales.

“Los acueductos de la comuna Trece que son alrededor de 16, son los que con el Acueducto complementario podemos suplir esa deficiencia en calidad y cantidad de agua para la zona sur”, dijo Gutiérrez.

Sin embargo, resaltó que muchos son afectados por la contaminación y bajo caudal de las microcuencas con las que por años se han surtido, sumado a las  falencias en la organización de las juntas administradoras.

“Que el agua no sea en calidad y buena cantidad es por el mal uso que le hemos dado a esas microcuencas, hoy en día la gran cantidad de microcuencas donde se abastecen los acueductos comunitarios están muy explotados desde la parte arbórea, están desprotegidas y fácilmente con cualquier aguacero se presentan deslizamientos y el agua se vuelve turbia”, señaló el secretario.

Y agregó, “hay acueductos que presentan Ircas altos en pruebas que toma la Secretaría de Salud, lo que queremos es tratar de bajarlos en un tiempo relativo, es de precisar que hay acueductos de más de 100 años y siempre han tenido esas condiciones precarias”.

Dato

El recurso hídrico que suministra la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado, Ibal, tiene un Índice de Riesgo de la Calidad del Agua (Irca) de 0%, lo que indica que es apta para el consumo humano.

EL NUEVO DÍA

Comentarios