Propuesta de apertura de bares sin venta de licor no convence en Melgar ni en Honda

Crédito: Archivo - EL NUEVO DÍA
Para algunos mandatarios y comerciantes, los pilotos deben ir orientados a dar soluciones o alguna solvencia económica y no a generar mayores pérdidas.
PUBLICIDAD

Melgar al ser netamente turístico, es uno de los municipios más golpeados por la pandemia, por ello, propietarios de restaurantes, hoteles, bares y discotecas, esperan con ansias el día que les den vía libre para adelantar una reapertura de sus negocios.

Sin embargo, en el caso de los bares por ahora desde el Gobierno nacional, se contempla un piloto sin la venta de licor, propuesta que originó reparos desde diferentes sectores.

Humberto Matiz, administrador de la discoteca Tónica, comentó que ante las alternativas entregadas por los gobiernos local y nacional, lo que queda es vender otros productos, lo que ocasiona una reactivación difícil.

Agregó, que lo que se necesita es un protocolo que les permita volver a su actividad original, “en realidad a nosotros no nos da (ganancias) vendiendo micheladas, lo que no es licor; obvio que podemos vender licor para llevar, pero no es lo mismo, realmente Melgar vive del turismo que es el de Bogotá.

“A penas tengan reapertura las vías nacionales, también, nos mejorarán las cosas desde que podamos vender licor”, comentó.

Ante el panorama y siendo consciente de la emergencia sanitaria, una alternativa para las discotecas es implementar entre sus servicios una carta de comidas, aunque las utilidades no serán las mismas.

“Tenemos empleados que en este momento están económicamente mal, como nosotros que debemos arriendo, entre otras obligaciones. Entonces tenemos que esperar poco a poco qué pasa”, comentó Matiz.

Entre las opciones discutidas en las últimas semanas, estaría el cierre de la Avenida Cafam, para que los diferentes negocios de alimentos y bebidas funcionen al aire libre con los debidos protocolos de bioseguridad. Sin embargo, poner en marcha estas ideas depende del número de casos positivos activos que se tengan en el municipio.

“Todo es un conjunto, porque el Gobierno nacional había dado una luz verde para poderlo hacer, pero a raíz de que hay más contagios, toca esperar a que bajen las cifras”.

El comerciante reiteró que la llegada de visitantes es importante, porque ante la difícil situación económica, el flujo de recursos al interior del municipio ha disminuido, lo que conlleva a que existan prioridades de compras, ubicando al licor en una última escala de necesidades.

Un anuncio “apresurado”

Por otra parte, el mandatario de Honda, Richar Cardozo, comentó que el anuncio del Gobierno nacional fue “apresurado e irresponsable, porque cuál es el sentir de que se apertura un bar en donde no se va a poder vender una cerveza, más en municipios de clima caliente donde la gente sale y busca una cerveza”.

Agregó, que en este tema lo que se debe hacer es establecer en las zonas rosas unas áreas con las vías cerradas, para que los comerciantes puedan ubicar las mesas en espacio público y “así poder garantizar un distanciamiento social, vender bebidas embriagantes que no tengan altos volúmenes de alcohol, (sin) horarios tan extensos, sino que la gente pueda compartir un rato”.

Cardozo señaló que en medio de la iniciativa que busca reactivar este sector comercial, se tomarán las precauciones necesarias para evitar que los clientes lleguen a un punto “de embriaguez donde se pase a la irresponsabilidad”.

El mandatario aclaró que actualmente no se ha dado apertura a los bares, pero en un futuro cercano se espera crear una zona T donde los propietarios de bares puedan usar el espacio público.

Actualmente, en Honda hay varios restaurantes habilitados porque demostraron contar con las medidas de bioseguridad exigidas, igualmente, un gimnasio entró en funcionamiento y se analiza una segunda solicitud.

EL NUEVO DÍA

Comentarios