Conductores se encadenaron para pedir estabilidad laboral

Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍALos conductores completan dos días encadenados a la fachada de la empresa exigiendo respuestas.
Desde el miércoles los conductores de Expreso Ibagué se encadenaron en las oficinas de la empresa para exigir solución en sus contratos. El Gerente indicó que son casos particulares y que está en un proceso de reactivación contractual gradual.
PUBLICIDAD

Encadenados a la fachada de la empresa Expreso Ibagué como forma de protesta permanecen cerca de 8 conductores adscritos a la empresa de transporte colectivo.

Los empleados le exigen a la directivas soluciones a su situación laboral, pues desde hace 5 meses sus contratos fueron suspendidos y a la fecha en la nueva etapa de aislamiento selectivo siguen sin poder laborar.

José Ignacio Quiñones, presidente del sindicato de transportadores en Colombia seccional Tolima SNTT, argumentó que la decisión de los conductores tiene razón en la precaria situación que afrontan producto de la pandemia, pues han quedado en un estado de indefensión no solo por la empresa, sino por parte del Estado.

“Tomaron la decisión de encadenarse por la situación tan precaria que se está viviendo, es una situación económica muy difícil y se ve con preocupación que no han reactivado los contratos de trabajo a pesar de que ya ha aumentado la capacidad transportadora en la ciudad, vemos una negativa por parte de la empresa en mantener y reactivar esos contratos de trabajo en el menor tiempo posible”, aseguró el líder sindical.

 

“La empresa se está activando paulatinamente”

Frente a la situación, el gerente de Expreso Ibagué, Hérnan Quiñones, indicó que la protesta la están haciendo algunos conductores a quienes aún por la situación económica no se les ha podido reactivar su contrato.

Sin embargo, indicó que de los 260 contratos suspendidos por cuenta del confinamiento, solo están pendientes de volver a activar entre 35 y 40 de los que en su mayoría obedecen a personas que tienen dificultades médicas.

El gerente, además señaló que la situación se presenta solo con los 8 conductores que están encadenados en el lugar, pues los demás, cerca de 200 más adscritos a la empresa, se encuentran laborando en completa normalidad.

“son 8 o 10 porque la gran mayoría, más de 200 conductores, todos están laborando, vamos en una reactivación paulatina, pero nos ganamos un problema con estos 8 o 10 que lidera José Ómar Gómez, un tipo que tiene como 8 sindicatos y maneja ese tipo de afiliaciones”, señaló Quiñones.

Asimismo, indicó que están a la espera de la ampliación de la capacidad en los buses de transporte colectivo de un 35 a un 50%, situación que mejoraría el panorama económico de la empresa y de los propietarios de las busetas.

 

Ampliación del cupo al 50%

En lo que sí coincidieron tanto conductores, como el gerente de Expreso Ibagué, es en la necesidad de que en la ciudad se autorice la ocupación del 50% en las busetas de transporte público.

El Ministerio de Salud y Protección Social a través de la resolución 1537, entregó los nuevos lineamientos para operadores y conductores entre ellos la ampliación de la ocupación al 50%; sin embargo, al cierre de esta edición la Alcaldía de Ibagué no había hecho un pronunciamiento oficial.

 

DATO

En la empresa Expreso Ibagué hizo presencia la Personería para garantizar el derecho a la protesta de los conductores y buscar canales de diálogo entre las dos partes. Al cierre de esta edición los conductores permanecían encadenados.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios