Comerciantes de la Plazoleta de Artesanos piden a Infibagué auxilios por canon de arrendamiento

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍALos comerciantes piden un salvavidas para evitar tener que dejar el espacio que por años han ocupado.
El cierre de sus locales en la Plazoleta de los Artesanos por la pandemia, la imposibilidad de conseguir recursos por cuatro meses, sumado a las bajas ventas de los últimos días, tienen preocupados a un buen número de comerciantes de este sector de la ciudad, quienes alegan su imposibilidad de cumplir con el canon de arrendamiento ante Infibagué.
PUBLICIDAD

Los comerciantes argumentan que han hecho solicitudes al Instituto, buscando que se condonen los meses de inactividad o que se inicie un proceso de financiación que les dé garantías para cumplir la responsabilidad; sin embargo, el pasado 1 de octubre la respuesta que habrían obtenido es que solo podrán diferir cualquier tipo de acuerdo en dos meses, esto antes de que culminen los contratos de arrendamiento en noviembre.

Quienes no se acojan a la medida, según señalan los mismos artesanos, no tendrían la posibilidad de que se les renueve el contrato y estarían expuestos a perder su local y espacio del que por años han hecho parte.

“Nos dicen que debemos pagar y de dónde vamos a sacar, debemos arriendo, energía, agua, debemos todo”, señaló Nancy Sánchez, fundadora de la Plazoleta hace 18 años.

Sánchez indicó que pese a su intención de cumplir con sus obligaciones, sus ventas que se derivan también del turismo siguen sin despegar.

Mauricio Romero, otro de los comerciantes, indicó que no han sentido ningún respaldo por parte de las autoridades, sobre todo en esta situación que nadie pudo preveer.

“Somos fundadores del sitio y tenemos que salir. Diecinueve años pagando y respondiendo por todo y ahora que tuvimos este problema de pandemia, el único respaldo que nos dan es que nos tenemos que ir”, acotó Romero.

 

Infibagué responde

Paola Álvarez, gerente de Infibagué, se refirió a la situación y recordó que la relación comercial con los artesanos está regida por un contrato, en donde la dos partes tienen obligaciones que deben cumplir, si bien aseguró que se entiende la situación de la pandemia, señaló, que no puede permitir que entre los comerciantes se genere una cultura de no pago.

“No podemos permitir una cultura de pago extemporáneo, sino se saca el valor del canon de arrendamiento mensualmente muy difícilmente se podrá sacar en un solo mes para pagar cuatro, cinco u ocho meses de arrendamiento que es lo que ha ocurrido incluso desde el 2017 en esta plazoleta”, indicó Álvarez.

Asimismo, la gerente indicó que a los comerciantes se les ha llamado para hacer acuerdos de pago, pero ninguno se ha acercado a suscribir el mismo, frente a las ayudas, recordó que el Instituto brinda el servicio de vigilancia, mismo que durante los meses de confinamiento también se realizó en el día.

REDACCIÓN IBAGUÉ

Comentarios