En San Isidro problema de aguas negras tiene desesperada a la comunidad

Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍALa problemática tiene su punto más crítico en la calle 14 con carrera 24 Sur.
Desde hace varios días, los residentes del barrio San Isidro tienen que soportar fuertes olores que se desprenden de una de las conexiones de alcantarillado que además se conectan con un riachuelo. Las aguas residuales están rebosadas en el sector, lo que genera un problema de salubridad que nadie le soluciona a la comunidad.
PUBLICIDAD

“Son varios recolectores de aguas residuales que están tapados, un señor intentó solucionar el problema pero no pudo, inclusive perdió su herramienta de trabajo allí”, indicó un habitante del sector.

De acuerdo con la comunidad, el acueducto complementario que suministra el líquido para el barrio, dijo que no tenía recursos para arreglar el daño. En este sentido, por no ser jurisdicción de la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado, Ibal, dicha entidad tampoco podría intervenir.

Por otra parte, la comunidad también ha requerido a la Secretaría de Salud por contagios de dengue, para saber si se debe a esta problemática, pero la dependencia les ha dicho que no les corresponde solucionar el daño.

“Pagamos $11.000 del servicio, pero es un agua mal tratada, llega muy sucia, además, aquí otro problema es que cerca al paradero de busetas termina la calle pavimentada por lo que el polvo nos molesta mucho, y se unieron las dos problemáticas”, comentó la comunidad. 

Por ahora la comunidad tiene que seguir soportando los fuertes olores sin encontrar quien les dé solución.

EL NUEVO DÍA

Comentarios