Simatol rechazó piloto de alternancia en colegios oficiales

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍALos colegios oficiales que entran en alternancia ya habrían sido dotados con los implementos de higiene.
El sindicato indicó que aún no es claro el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad en estas escuelas de la zona rural y pidieron el acompañamiento de la Defensoría del Pueblo.
PUBLICIDAD

Esta semana y en el marco de un plan piloto la Secretaría de Educación municipal, inició con el proceso de alternancia en los colegios oficiales. La iniciativa se estableció con 108 estudiantes de la Institución Educativa Francisco de Paula Santander en zona rural en las sedes Chembe, El Colegio y La Palmilla.

Si bien la funcionaria indicó que  existen todas las garantías en materia de protocolos de bioseguridad y que fue una decisión que se tomó en consenso con padres de familia, desde el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación en el Tolima (Simatol) se rechazó la iniciativa.

El presidente del sindicato, William Polo, indicó que el discurso de la Administración municipal se contradice, pues mientras decreta toques de queda para evitar afectar a los niños, abren colegios de los que se desconoce si tiene baterías sanitarias y una planta física adecuada.

“Manifestamos que rechazamos esa alternancia que es una contradicción en el discurso del Alcalde, porque claramente la curva está creciendo, incluso esta semana se dio el número más alto de muertes. El Magisterio del Tolima se encuentra en alerta, particularmente Ibagué”, dijo Polo.

El líder sindical señaló que tampoco hay claridad sobre en quién recaería la responsabilidad si en un caso eventual una persona falleciera por Covid-19, y temen que los docentes terminen estigmatizados, pues varios no residen en las veredas en donde dictan clases.

“Si aparece algún contagio y alguien fallece, ¿quién responde, la Secretaría de Educación, el rector de la institución? ¿O le van a achacar la responsabilidad a los profesores o administrativos, o al final es la responsabilidad del padre de familia por haber firmado un papel sin la información suficiente?”, acotó Polo.

Tras una reunión el jueves 22 de octubre con la cartera de Educación, el sindicato recordó que hay varios protocolos que se deben cumplir y del que no hay total claridad.

Asimismo y teniendo en cuenta que el número de personas que trabajarán bajo este modelo no es muy grande, pidieron que se les realice la prueba de Covid-19 a estudiantes y maestros; no obstante, la Secretaría habría dicho que no puede cumplir con ese compromiso.

Tras lo expuesto, Simatol iniciará acciones primero para exigir el acompañamiento de este proceso de la Defensoría del Pueblo y segundo para reunirse con los comités zonales de Ibagué para conocer de primera mano la situación y tomar decisiones.

Frente al regreso a clases presenciales en el 2021, el sindicato sostuvo que se tendrá que revisar cómo está la situación, no solo en el número de contagios, sino en los dispositivos para que se puedan tomar las medidas de autocuidado.

Entre las propuestas, está que se revisen las instituciones y que se cuantifiquen las necesidades en cuanto a protocolos de bioseguridad, para así mismo proyectar una inversión.

“Nos dicen que para la Secretaría de Educación hay un poco más de $2 mil millones para el tema de la alternancia y nos gustaría saber en qué lo han invertido y decir que $2.000 millones para 57 instituciones educativas y un centro educativo rural que tiene más de 200 sedes, es muy poca plata”, puntualizó el sindicalista.

 

DATO

La Secretaría de Educación indicó que el retorno gradual incluirá  la entrega de cerca de 6.000 tarjetas Sim Card con plan de datos, redes sociales, plataforma de consultas, entre otros beneficios.

 

DATO

Las actividades académicas de forma presencial se desarrollarán durante tres horas continuas, dos días a la semana.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios