Concejales cuestionaron el trabajo de los guardas de tránsito

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍAUna de las principales críticas de los concejales, es la impiedad de los guardas a la hora de inmovilizar vehículos.
En debate de control político a la Secretaría de Movilidad, todos los concejales coincidieron en que los guardas de tránsito más allá de ejercer control judicial, deberían ser capacitados en atención al cliente, porque la percepción, es que persiguen a la ciudadanía.
PUBLICIDAD

El pasado 22 de octubre el Concejo de Ibagué realizó debate de control político a las secretarías Administrativa y de Movilidad, citadas por el concejal Ferney Varón Ochoa. El motivo, que dieran a conocer el proceso mediante el cual fueron nombrados los agentes de tránsito, evaluar su desempeño como funcionarios públicos y que explicaran el funcionamiento de los parqueaderos (patios).

Jorge Mario Lozano Morales, secretario Administrativo, explicó que los guardas no se escogieron bajo convocatoria, sino que en el decreto 1000-1013 del 9 de noviembre de 2017 se crearon los 60 empleos de agentes de tránsito. Ese año se nombraron 16 guardas, en 2018 solo uno, y el año pasado 43 incluyendo un comandante.

Sobre el perfil de los agentes, Lozano señaló que de acuerdo a la resolución 4548 de 2013 del Ministerio de Trabajo, deben contar con formación técnica laboral.

Respecto a las funciones de los guardas, el secretario de Movilidad, César Fabián Yáñez Puentes, recordó que en primera medida los funcionarios tienen el deber de obrar como policía judicial, pero a su vez, orientar, prevenir y hacer vigilancia cívica.

Tras escuchar a los titulares de la cartera, los concejales lanzaron fuertes cuestionamientos acerca del actuar de los guardas de tránsito, indicando que su principal falencia era el trato para con la ciudadanía. Por otra parte, señalaron que no realizan operativos donde más lo necesita la ciudad.

 

Un mismo sentir

El concejal Arturo Castillo, manifestó que los agentes no se deben capacitar solo para velar por el orden del flujo vehicular, sino también en relaciones humanas.

“Tienen que hacer más controles en la calle 10, porque mientras van a los alrededores de las clínicas donde es claro que está prohibido parquear, también hay que entender la contingencia en la que estamos, deberían enfocarse en las principales avenidas.

A los ciudadanos no los dejan ni parquear dos minutos en un sitio. En un hospital nadie estaciona porque así lo desee, sino porque le toca recoger a un familiar delicado de salud, además, escasean los parqueaderos”, manifestó Castillo.

Por su parte, las cabildantes Linda Esperanza Perdomo y Martha Ruiz, fueron más críticas, indicando que  a veces la actitud de los guardas es de perseguidores de la comunidad.

“Hay una desafortunada sensación sobre el papel de los guardas, algunos de ellos muy buenas personas y capacitadas, pero unos cinco que la ciudad ya conoce, hacen quedar mal al cuerpo de tránsito, a la Administración y al Concejo”, dijo Perdomo. 

No obstante, advirtió a los ciudadanos que no se dejen engañar sobre ofertas de capacitaciones y certificados para ser guardas de tránsito, y pidió a la Personería Municipal que se investiguen las hojas de vida y los nombramientos de los agentes.

Martha Ruiz acotó que “lo más importante es que muchos llegaron allí sin estar preparados, para evitar el abuso de autoridad que es lo que diariamente vemos por parte de la gran mayoría de los agentes”.

 

Dudas sobre los ‘patios’

El concejal Ricardio Zarta también se despachó contra los ‘azules’, “actúan de forma persecutoria, lo digo por experiencia personal, mi auto lo maltrataron y rayaron cuando lo llevaron a los parqueaderos, establecimientos con los cuales parece que los agentes tuvieran un negocio”.

Al respecto, el Secretario de Movilidad, explicó que no hay contratos ni convenios con los parqueaderos, sino una autorización para albergar los automóviles.

Campañas con actividades recreativas, pero los vehículos dan la vuelta a la manzana y se vuelven a parquear nuevamente en un lugar prohibido.

Yáñez informó que en 2019 fueron inmovilizadas 6.702 motocicletas y 5.013 vehículos para un total de 11.715, mientras a corte de octubre de 2020, las cifras disminuyeron, se inmovilizaron 3.529 ‘motos’ y 2.005 autos.

Sin embargo, el jefe de la cartera de Movilidad dijo que solo uno de los cuatro parqueaderos autorizados para cumplir la función de patio municipal, dio a conocer el recaudo por concepto de parqueo.

Finalizó diciendo que los procesos para remover o sancionar un agente son lentos, puesto que, como funcionarios públicos tienen diferentes garantías. Aunque invitó a la ciudadanía a informar de abusos de autoridad, y citó de ejemplo del agente  judicializado en 2019. También hizo un llamado a las personas a cumplir las normas de tránsito.

El concejal Ferney Varón Ochoa, instó a la Secremovilidad a realizar más capacitaciones a los agentes y llevar un control más específico de los parqueaderos autorizados.

 

Cifra: 60 son los guardas de tránsito con los que cuenta Ibagué, entre ellos, un comandante.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios