La comuna 8 llevó a cabo su primer ‘Encuentro de las Artes’

Crédito: Fotos Juan Esteban Montoya / EL NUEVO DÍAIntervención musical durante la reflexión ambiental.
Los niños y adolescentes fueron los más participativos. Por medio de títeres, la comunidad de los barrios Hato de la Virgen, Jardín Santander y Buenaventura llevaron a cabo la actividad cultural, quienes invitaron a pobladores, transeúntes e instituciones públicas a una reflexión ambiental colectiva.
PUBLICIDAD

La Fundación Germán Uribe apoyó el proceso por medio de capacitaciones dirigidas a los jóvenes de la comunidad. Diana Hoyos, quien funge como directora de la Fundación, afirmó que “la ‘Titiribiblioteca Comunitaria’ es un sueño que caminamos todos y todas en comunidad. Es gracias a la literatura, a los títeres y a la investigación popular que venimos tejiendo el sentido colectivo desde la espiritualidad, lo poético y lo sensible, promoviendo espacios de encuentro”.

Así mismo, la comunidad ha desarrollado un proceso de largo aliento en busca de la preservación de la microcuenca del Hato de la Virgen, llevando mensajes de sensibilización a toda la comuna respecto al cuidado ambiental del sector.

“Nuestra utopía de encontrar recuperada la microcuenca se está haciendo realidad, poco a poco como la gota de agua sobre la roca”, puntualizó la directora.

Temas como la creación de huertas, el cuidado del agua, el reciclaje responsable y el cuidado infantil se tomaron los teatrinos, donde los mismos jóvenes que se sumaron a la actividad artística dieron vida a sus personajes hechos a mano.

Por otra parte, la actividad contó con la participación de artistas locales y nacionales que acompañaron el proceso desde los títeres, la literatura y la pintura. Mario Camargo, quien formó parte del grupo capacitador, dijo que “los niños y las niñas pueden construir historias con la creación de sus títeres. Con eso, es posible realizar una sencilla puesta en escena. Se puede romper la timidez y la pena de los niños. Así ellos mismos reconocen la importancia del arte en nuestra sociedad”.

Se espera que el proceso artístico ambiental que se desarrolló en el Hato de la Virgen continúe en próximas versiones y que las dependencias a cargo de la preservación natural del sitio tomen cartas en el asunto tras las denuncias que se han realizado a lo largo de los años en el sector.

 

.

JAC del barrio Buenaventura durante el encuentro artístico.

 

 

DATO

Varios barrios de la comunidad se sumaron a la iniciativa, promoviendo actividades en pro del cuidado ambiental y la construcción de tejido social.

 

 

.

‘Mandala’ hecha a mano sobre las calles de la comunidad del barrio Buenaventura.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios