Hoy se adjudica obra del Coliseo Mayor y veeduría denuncia irregularidades

Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍAEl proceso contractual fue suspendido una semana por la Secretaría de Infraestructura para darle respuesta a los requerimientos de los oferentes.
El proceso de licitación pública para la construcción de este escenario deportivo una vez más resulta salpicado en denuncias por posibles irregularidades ad portas de que se conozca quién se queda con el millonario contrato.
PUBLICIDAD

Para hoy está previsto que la Alcaldía de Ibagué a través de la Secretaría de Infraestructura, le dé fin al proceso contractual para la construcción del Coliseo Mayor con la adjudicación de la licitación pública, misma que suena desde marzo, pero que ha estado envuelta en toda una polémica por denuncias de posibles anomalías en la escogencia del contratista del proceso avaluado en $43.917 millones.

Tras una suspensión temporal y modificación del cronograma para dar respuesta a las observaciones hechas por los interesados, finalmente el municipio definió que sólo tres de los seis oferentes cumplen con los requisitos exigidos; el Consorcio J3A-2021, el Consorcio Obras Especiales Ibagué y el Consorcio A&D.

Precisamente, por este último proponente, el Consorcio A&D, la Veeduría nacional Recursos Sagrados, volvió a ‘prender las alarmas’ ante los entes de control y la ciudadanía en general; el Consorcio está conformado por tres integrantes, las empresas Diego Fernando Polanía Liscano, Diego Fernando Polanía S.A.S. y la firma Agorasport SA Sucursal Colombia, misma que apareció como único proponente en el primer proceso de licitación que se hizo a través del Imdri y finalmente fue declarado desierto.

Para el veedor Juan Carlos Calderón España, la Alcaldía no estaría evaluando todas las ofertas con el mismo criterio de selección, particularmente la propuesta del Consorcio A&D, pues pese a las observaciones hechas por los demás proponentes frente a posibles anomalías no se han pedido las aclaraciones correspondientes, Calderón calificó los requerimientos de la entidad (la Alcaldía) como “flojos y vagos” frente a las explicaciones que debieran darse.

“Se logra intuir que a pesar de haberse presentado seis proponentes, el actuar de la entidad, indica que no se están evaluando todas las ofertas con el mismo criterio de selección objetiva (...) los requerimientos de la entidad a todas luces son flojos y vagos, frente a las explicaciones requeridas”, advirtió la veeduría.

Calderón España expuso las críticas hechas por tres oferentes e incluso advierte que el Consorcio es el único que no subsano los requerimientos o que si lo hizo fue de manera oculta, situación que no garantiza los principios de contratación.

 

Lo que no habría visto la Alcaldía

La veeduría tomó varios apartes de los cuestionamientos hechos por los demás oferentes e indicó que las respuestas de la Alcaldía darían a entender que se está salvaguardando la posición del Consorcio A&D.

Para Recursos Sagrados existen “fallas intencionales graves”, que no permiten una selección objetiva, pese a que se le hacen diferentes observaciones al Consorcio A&D, la subsanación de las mismas no es pública, contrario a lo que ocurre con los demás oferentes.

Asimismo, la falta de varios documentos, que representa una causal de rechazo en el proceso contractual, para la Alcaldía se vuelven procesos subsanables o que sí cumplen, tal es el caso del compromiso anticorrupción que fue obviado por el Consorcio, pero que no habría tenido mayor repercusión, pese a que fue expuesto por los otros proponentes.

“Los requerimientos realizados por la entidad, no se ajustan con la cantidad, calidad y gravedad de las aseveraciones indicadas por los demás proponentes, como si en todos los casos se estuviera salvaguardando la posición del Consorcio A&D”, señaló la veeduría.

Además advierte que el pliego de condiciones tendría requisitos de evaluación subjetivos, en los que él único proponente que cumpliría terminaría siendo el Consorcio A&D.

“Hay un sinnúmero de actuaciones por parte de la Alcaldía Municipal, que no se ajustan a los principios básicos de contratación pública, y se busca que se cumpla en debida forma con los mismos”, acotó Calderón España, quien remitió su denuncia también a la Contraloría General de la Nación y la Procuraduría.

 

Los oferentes

- El Consorcio J3A-2021 de Bogotá, está integrado por cuatro empresas todas con un 25%; Construcciones Master & Cia Ltda, Carlos Urias Rueda Álvarez, Álvaro de Jesús Ossa y JMV Construktora S.A.S.; dos miembros del consorcio son los encargados de la construcción del estadio de atletismo.

- El Consorcio Obras Especiales Ibagué de Barranquilla, también está conformado por cuatro empresas; Inconbelci S.A.S., cuyo representante legal es el contratista Didier Portela, quien ha resultado beneficiado en varias oportunidades en contratos con el Ibal; JP Construcciones, Erwin Castro Salgado y Virgilio Enrique Osorio.#

- El Consorcio A&D, tiene tres integrantes, Diego Fernando Polanía Liscano, Diego Fernando Polanía S.A.S., ambos con un 50% y Agorasport SA Sucursal Colombia con un 50%, misma proponente que se presentó en el primer proceso contractual para el Coliseo Mayor.

EL NUEVO DÍA

Comentarios