El ICA renueva la certificación en Buenas Prácticas Agrícolas de SuCampo-Sullanta S.A.S.

Crédito: Hélmer Parra – EL NUEVO DÍApie de foto
El ingeniero Luis Fernando Luna recibe de manos de la Gerente Seccional ICA Tolima, Érika Rocío Solano Ramos, la renovación del certificado BPA. Los acompaña el Gerente de SuCampo-Sullanta, Julián Armando Valero Marulanda.


La empresa SuCampo-Sullanta S.A.S., una de las más importantes del sector agropecuario del país, recibió de manos de la gerencia del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, el certificado de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), con lo que demuestra su compromiso para producir el mejor arroz del país.
PUBLICIDAD

Se trata de la renovación del certificado BPA, el cual le fue otorgado por primera vez hace dos años, convirtiéndola en la primera empresa colombiana del sector arrocero en obtener este reconocimiento, con el que reafirma el cumplimiento de la normatividad laboral y fitosanitaria en el desarrollo de sus actividades agrícolas.

El Gerente General de SuCampo-Sullanta, Julián Armando Valero Marulanda, aseguró que dicha certificación refleja el enfoque que tiene la empresa hacia la sostenibilidad ambiental, así como el compromiso social con la región y en especial con sus clientes.

Explicó que el proyecto con el que logran revalidar sus buenas prácticas inició hace más de dos años, en un terreno en el que se siembran alrededor de 580 hectáreas/año en la Hacienda Leticia, propiedad de Álvaro Sierra Figueroa (exgobernador del Tolima), ubicada en la carretera que lleva hacia Alvarado, y en la que SuCampo-Sullanta cultiva arroz desde hace más de 15 años.

El uso racional de insumos agrícolas en el desarrollo de los cultivos permite cuidar el medio ambiente. Adicionalmente, la empresa trabaja para obtener de nuevo el sello de arroz libre de plaguicidas que garantiza que el producto que llega a la mesa de los consumidores no tiene traza alguna de agroquímicos.

“Con esto demostramos que cumplimos con todos los requisitos para cosechar un producto de primera calidad, además de garantizar condiciones óptimas de trabajo para todos los colaboradores en lo relacionado con seguridad y salud en el trabajo, remuneración justa, ambiente laboral apropiado, etc.”.

“Para nosotros es muy importante que la comunidad sepa acerca de nuestro compromiso social y ambiental y que nuestra función no es solamente ser rentables, sino hacer las cosas bien, teniendo un impacto positivo en la sociedad y en el medio ambiente”, aseguró Julián Valero.

 

Garantía de una institución

Por su parte, la gerente Seccional ICA Tolima, Érika Rocío Solano Ramos, elogió esta certificación y destacó el proceso que realiza SuCampo-Sullanta para conservar sus Buenas Prácticas Agrícolas.

“SuCampo-Sullanta cumple con las normas laborales y fitosanitarias para darle un manejo correcto a sus cultivos y cosechas. Es una certificación que indica que cumple con la Resolución 30021 de 2017 que reglamenta las BPA en el territorio nacional”.

“El objetivo del ICA es acercar a los productores para que conozcan nuestra oferta institucional y contribuir a sus labores de siembra, de cosecha, de prácticas sanitarias adecuadas y de inocuidad”.

“Estos sellos garantizan a los consumidores que los productos llegan a la mesa con un bajo impacto ambiental y un alto grado de calidad, con el respaldo institucional del ICA, autoridad sanitaria en materia agrícola y pecuaria y que pueden consumir estos alimentos de manera tranquila”, añadió Érika Solano.

 

.

 

Trabajo en equipo

El Ingeniero Agrónomo Luis Fernando Luna es uno de los asesores técnicos responsables del manejo agronómico de los cultivos. Luis destaca el trabajo en equipo para realizar un manejo limpio y cumplir a cabalidad con una correcta aplicación de los insumos (incluyendo microorganismos), lo que evita la contaminación del agua y no genera desperdicios que no sean biodegradables. Además, SuCampo-Sullanta cuida los bosques aledaños a los lotes agrícolas.

“Nuestro propósito es disminuir el impacto de nuestra actividad sobre el medio ambiente, mediante el uso racional de insumos, con un enfoque en productos de origen biológico o botánico para el control de enfermedades e insectos plaga”, aseguró Luis Luna.

Cuenta este profesional egresado de la Universidad del Tolima, que la implementación de este programa, cuyas investigaciones ha liderado por más de 20 años, ha sido posible gracias a la confianza y el apoyo que, en él y el equipo de trabajo agrícola, han depositado los directivos y propietarios de la empresa.

 

.

 

Dato:

Una certificación de Buenas Prácticas Agrícolas contribuye a que los productores tengan más posibilidades de ubicar sus productos en los mercados internacionales.

 

Frase:

"La certificación no es un proceso complejo siempre y cuando se tenga la convicción de hacer las cosas bien, se cumplan todos los requisitos legales vigentes en cuanto a seguridad y salud en el trabajo, se opere de manera organizada y se realice un manejo racional de los insumos necesarios para la producción", Julián Valero, Gerente General SuCampo-Sullanta S.A.S. 

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios