Contraloría advierte presunto detrimento por $135 millones en Cortolima

Crédito: Archivo - EL NUEVO DÍAEntre los hallazgos aparece la obra del colector Las Quintas, que aún no es entregada al Municipio.
El ente del orden nacional evidenció varias falencias en varios contratos y convenios suscritos por el pago de actividades sin ejecutar en Ibagué.
PUBLICIDAD

En el marco de una auditoría de cumplimiento a la Corporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima) la Contraloría General de la República (CGR) evidenció un posible detrimento al erario por $135 millones, con cinco hallazgos con presunta incidencia administrativa y fiscal en su mayoría por obras realizadas bajo convenio para Ibagué  entre el 2018 y 2019. 

Además se constituyeron otros ocho hallazgos administrativos y 12 con presunta incidencia disciplinaria. 

Uno de los posibles detrimentos detectados por la CGR es por $19 millones 394 mil pesos en el contrato del 2018 de interventoría del colector La Guadaleja, cuyo valor final fue de $795 millones 229 mil.  

Según el ente de control fiscal, la corporación pagó indebidamente costos de estudios complementarios correspondientes a ensayos de laboratorio de suelos y concretos, a través de las actas modificatorias de ampliación del plazo de ejecución del contrato, pese a que el mismo se había pactado acorde con la oferta económica del contratista. 

“Se incluyeron los costos complementarios correspondientes a ensayos de laboratorio (materiales, suelos, concretos) como si se tratara de un costo mensual para realizar las labores propias de la interventoría; cuando este concepto se pactó acorde con la oferta económica del contratista como un costo global por 16 millones (costo directo) y con la prórroga del plazo de ejecución del contrato no se modificó la cantidad de obra a la que se practicarían pruebas”, advierte la entidad.

Para la CGR existieron deficiencias por parte de Cortolima al no verificar las condiciones de la oferta económica inicial al momento de aprobar las modificaciones. 

Los más de $19 millones pagados de forma indebida se desembolsaron en tres pagos, en abril y agosto del 2019 y uno final en junio del 2020.  

 

Se pagó y no se ejecutó

El otro hallazgo de la CGR, está relacionado con el colector Las Quintas, luego de que se pagaran $46 millones 672 mil por obra no ejecutada en diferentes procesos de excavación y recolección de material. 

Además de registrarse presuntas deficiencias constructivas y de calidad en el pavimento alrededor de la tapa de seis pozos de inspección que costaron $848 mil 960 pesos. 

Es de resaltar que la obra sigue en ejecución con un costo de $9 mil 064 millones, luego de que se hiciera una adición por $3 mil 020 millones. La entidad ambiental ya ha desembolsado $5 mil 772 millones. 

Por obras no pagadas también se evidenció un presunto detrimento por $63 millones 047 mil, esta vez, en el marco del convenio suscrito entre la CAR y el Ibal por $740 millones 304 mil, en donde se pretende construir la intercepción o empalme del canal la Argentina entre calles 92 y 96, dentro del plan de saneamiento del Hato de la virgen.

La CAR desembolsó un poco más de $61 millones en actividades de cargue, excavaciones e instalación de tubería, pese a que no se habrían realizado, además pagó un millón por la actividad de campamento, que ya estaba incluida en los costos de administración del contratista. 

Para las dos obras la CGR determinó deficiencias por parte de Cortolima en su evaluación, control y seguimiento a los procesos contractuales.

 

Otros hallazgos

Entre los hallazgos de tipo fiscal que encontró la CGR se evidencia uno por un poco más de $3 millones luego de que la CAR en un convenio suscrito con la Universidad del Tolima terminara pagando un valor adicional a lo pactado, la Corporación indicó que ya hizo la solicitud para la devolución de recursos para la fecha de la auditoría no se había hecho efectiva.

Otro de los hallazgos por $3 millones 121 mil pesos tiene que ver con falencias de la CAR, luego de pagar valores más altos que los previstos en varios elementos  (pie de amigo y metros de alambre) de un contrato en donde se pretendía adelantar actividades de restauración ecológica.

 

DATO

La auditoría se realizó en el marco de la verificación del cumplimiento del plan de acción de la CAR entre el 2016-2019, periodo en que la autoridad ambiental estuvo al mando de Jorge Enrique Cardoso.

Redacción Ibagué

Comentarios