Aparición sorpresiva de veeduría vuelve a 'frenar' audiencia de Hurtado

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍAEl alcalde Andrés Hurtado es investigado por irregularidades en el aeropuerto Perales cuando fungía como Gerente.
La audiencia volvió a ser suspendida mientras se decide la vinculación al proceso de una veeduría en calidad de víctima. La Fiscalía y el representante de víctimas insisten en que se está dilatando el proceso.
PUBLICIDAD

Por segunda vez el juicio oral contra el alcalde Andrés Hurtado, fue suspendido por el Juzgado Segundo Penal del Circuito de Ibagué, en el intento de establecer si se reconoce o no a la veeduría, que apareció de forma intempestiva en diciembre del 2020, como víctima del proceso contra el mandatario, quien es investigado por la realización de ‘piques’ en el aeropuerto Perales en abril de 2014. 

La aparición de la veeduría 'Vigilancia y control posterior de la función pública y manejo de recursos públicos del aeropuerto de Ibagué’, frenó la presentación de testigos que venía haciendo la Fiscalía 38 de la Unidad de Administración Pública. 

El primer hecho novedoso dentro de la diligencia, que tuvo lugar ayer, fue la renuncia del apoderado de la veeduría, el abogado Efraín Zea Trujillo, quien argumentó "diferencias de criterio jurídico", ante ello tomó poder la profesional Sandra Liliana Gómez Rodríguez.

 

Presuntas anomalías en la veeduría

La Fiscalía insistió ante el Juez en que se "rechace de plano la solicitud" de vinculación de la veeduría al proceso. La entidad señaló que en una revisión a través de la Policía Judicial no existe soporte del reconocimiento como veeduría ante la Personería.

Además advirtió que en 2020, los mismos representantes de la veeduría ya habían intentado crear un ente de control bajo otro nombre y con variación del objeto para hacer vigilancia.

"La citada veeduría había interpuesto otra solicitud la cual fue rechazada el 13 de noviembre de 2020, pero en ese entonces de denominada 'Moralidad social de cara a la administración pública ibaguereña', fue negada la inscripción toda vez que no cumplía con el objeto (...) suscribieron el mismo día y a la misma hora dos veedurías con dos nombres diferentes", aseveró la Fiscal.

La Fiscalía también señaló más anomalías, pues de las cinco personas que fungen representantes de la veeduría solo dos viven en Ibagué, las otras tres son de Chaparral, Piedras y Bogotá, y habrían allegado direcciones erróneas o inexistentes.

"Se hizo una búsqueda selectiva por Google Maps y de manera presencial y ninguna de esas direcciones existen en Ibagué (...)", señaló la representante de la Fiscalía. 

Para la entidad, la solicitud de vinculación "es temeraria y lo único que busca es torpedear e impedir la continuación de la audiencia pública de juicio oral que se está adelantando, situaciones que conspiran contra la Administración de justicia". 

El representante del Ministerio Público coincidió con lo expuesto, "comparto que son solicitudes temerarias y buscan la dilación de la audiencia pública, no solo el ejercicio de acción penal lo tiene la Fiscalía, sino que hay representantes de víctimas reconocidos igualmente", señaló.

Del mismo modo, el abogado Marco Ricardo Mariño, representante de la Aeronáutica Civil, en calidad de víctima, aseveró que lo expuesto era una maniobra dilatoria y pidió investigar no sólo a quienes conforman la veeduría, sino a los apoderados de la misma. 

Por su parte, Sandra Liliana Gómez, abogada de la veeduría, indicó que lo que buscan es precisamente acompañar el proceso buscando "verdad y justicia".

"Lo que se quiere es verdad y justicia y actuar conjuntamente con la Fiscalía, hacer seguimiento a la gestión pública que se realizó", dijo Gómez. 

El abogado defensor del alcalde Hurtado, Humberto Escobar, señaló que no se oponen a que se ejerza control y vigilancia y que existen múltiples mecanismos para hacerlo; sin embargo, pidió que se niegue el reconocimiento en calidad de víctima a la veeduría.

Tras lo expuesto, el Juez en primera instancia también negó la solicitud al considerar que la veeduría "no ha sufrido ningún detrimento en pro de su buen nombre, en pro de otro tipo de menesteres (...) bajo ese entendimiento la veeduría ciudadana no está llamada para su reconocimiento como víctima, perjudicado u ofendido", dijo el togado, y explicó que la medida le cierra la posibilidad a otra veedurías, pues ya existen quienes velan por las garantías de las partes. 

Con la decisión del Juez, la abogada de la veeduría optó por apelar lo impuesto y consideró que "la decisión que tomó el despacho entorpece la actividad que pretende la veeduría, que lo único que pretende es hacer el acompañamiento en el proceso", sostuvo Gómez Rodríguez. 

Así las cosas, la decisión de la vinculación de la veeduría en segunda instancia estará en manos del Tribunal Superior de Ibagué, a quien se le pidió la mayor celeridad. Por el recurso de apelación la audiencia fue suspendida hasta que se dé respuesta oportuna. 

 

Dato

Durante el juicio, la Fiscalía fue clara en indicar que lo que se busca con la solicitud de la veeduría, es una presunta dilación del juicio que ya se ha visto interrumpido en dos ocasiones.

 

DATO

Al alcalde Andrés Hurtado se le acusa de los presuntos delitos de peculado por uso en concurso heterogéneo con ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio. 

Redacción Ibagué

Comentarios