Contraloría pone la lupa en obras del megaparque Santa Rita

Crédito: Tomada de Contraloría de Ibagué / El Nuevo DíaEl ente de control ya hizo una primera inspección y evidenció el deterioro de parte de la estructura del megaparque.
Con una visita técnica y la revisión de un profesional del ente de control, se busca validar las denuncias hechas por Vapi, sobre la calidad de la ejecución de las obras entregadas en 2019.
PUBLICIDAD

Las múltiples denuncias hechas por la Veeduría Agua para Ibagué (Vapi) sobre la calidad de las obras, el mal estado de varios de los escenarios deportivos y el material dispuesto para la construcción del megaparque Santa Rita, ubicado en la comuna Nueve, tuvieron eco en la Contraloría municipal, quien se encuentra revisando las inconsistencias dadas a conocer por este ente de control ciudadano.

El contralor municipal, Iván Darío Delgado, indicó que una vez se conoció la denuncia se procedió a revisar lo relacionado con la ejecución de esta obra contratada por Infibagué, avaluada en más de $5 mil millones y entregada al Municipio en el 2019 por el Consorcio AMR, cuyo representante legal es Mario Gabriel Jiménez, misma persona quien en la actualidad trabaja en la remodelación del estadio Manuel Murillo Toro. 

Según Delgado, en una primera visita se evidenciaron varias irregularidades en el estado del parque, por lo que se dispondrá de un profesional capacitado para que se pueda establecer si las mismas, obedecen a deterioro natural o a un tema de calidad en los materiales. 

“Estuvimos acompañados por un representante de la comunidad y se pudo evidenciar que efectivamente hay algunas falencias, que presentan deterioro. Por ejemplo, en la pintura de las canchas múltiples, y hay unos temas que se están presentando con la soldadura, en virtud de esta primera verificación oficial se ordenó por parte del despacho del Contralor, que el ingeniero civil que se encuentra vinculado a la entidad, procediera a hacer una inspección técnica al parque para verificar qué fue lo que ocurrió”, señaló el Contralor. 

El titular del ente de control indicó que en el marco de la denuncia también se procederá a verificar las cantidades de obra de lo ejecutado, “la denuncia establece que se ejecutaron menos cantidades de las que habían sido contratadas y habla también de modificaciones en los inicialmente planteado”, aseveró Delgado.

En cuanto a los temas legales del escenario, la Contraloría estableció que el contrato ya fue liquidado por parte de Infibagué y que las pólizas de garantía de la calidad de obra se encuentran vigentes, por lo que en dado caso el contratista podría entrar a subsanar presuntas falencias.

En el recorrido inicial del ente de control, un delegado del Consorcio AMR estuvo presente y tomó nota de los reparos hechos por la entidad.

Cabe recordar que desde el 2020, Vapi viene denunciando fallas en el prado que se instaló, en la calidad de los sardineles instalados, así como el daño en los acabados en las canchas de baloncesto, microfútbol y área del juego de niños. 

Ibagué

¿Sin doliente?

En medio del recorrido del ente de control, un representante de la comunidad advirtió las falencias que se presentan para la administración del megaparque, toda vez que no habría claridad jurídica sobre quién es el operador.

Para solucionar la situación y evitar un mayor deterioro del escenario, la Contraloría hará una mesa técnica con Infibagué, Imdri e Ibagué Limpia, para establecer los roles de las entidades. 

 

DATO

En junio de 2019 con la presencia de varias personalidades deportivas, la anterior administración inauguró el megaparque Santa Rita, una obra avaluada en más de $5 mil millones, con cerca de tres hectáreas previstas para el disfrute de la comunidad.

Redacción Ibagué

Comentarios