Concejo deberá abrir nuevo proceso para elegir Personero

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍAWilson Prada fue suspendido del cargo desde septiembre de 2020.
Luego de que el Consejo de Estado ratificara la nulidad de la elección de Wilson Prada como Personero de Ibagué, el cabildo tendrá que convocar un concurso para seleccionar a una persona que asuma en propiedad el cargo.
PUBLICIDAD

En segunda instancia, el Consejo de Estado ratificó la decisión del Tribunal Administrativo del Tolima de anular la elección del abogado Wilson Prada como Personero de Ibagué y, en consecuencia, ordenó al Concejo  realizar en su totalidad el concurso para proveer el cargo para el periodo 2020-2024.

El proceso, que llegó al despacho del magistrado hace pocos días, fue resuelto rápidamente porque ya existía una línea por casos parecidos: falta de idoneidad de la entidad contratada para adelantar el concurso debido a que no es una universidad o institución de educación superior pública o privada.

En este caso, el alto tribunal reafirmó que la Corporación Centro de Consultoría, Investigación y Edición Socioeconómico, contratada en 2019 por el entonces concejal Juan Pablo Salazar, no tiene dentro de su objeto social el desarrollo de actividades de realización, apoyo o gestión de procesos de selección de personal.

En ese sentido, al tratarse de una entidad no idónea, se configura un vicio, que conlleva a que la persona elegida en el proceso no cumple con los parámetros correspondientes  del proceso meritocrático.

Así las cosas, el Concejo de Ibagué, bajo la presidencia del conservador Arturo Castillo, deberá iniciar un nuevo concurso para seleccionar a una persona que ocupe el cargo para lo que resta del periodo constitucional, hoy ocupado en calidad de encargada por Johana Ardila. 

En febrero pasado, el abogado Ernesto Espinosa, defensor de Prada, dijo que estaba analizando la posibilidad de demandar al Concejo por los perjuicios ocasionados a Prada y fuera indemnizado porque, al quedar separado del cargo, dejó de percibir salarios como Personero o como funcionario de la Procuraduría General de la Nación, donde es servidor de carrera administrativa.

Cabe señalar que Prada recibió una comisión de servicios por parte de la Procuraduría, entidad a la que tampoco pudo retornar porque la separación temporal de la Personería, desde septiembre de 2020, no le hace perder su condición de Personero.

Es decir que Prada en los últimos meses no ha ejercido en la Procuraduría ni en la Personería, pues estuvo retirado de sus funciones, por lo que bajo ese panorama, a través de una eventual acción de reparación se buscaría una indemnización por el perjuicio ocasionado.

 

DATO

Sin éxito, la defensa del Personero sostenía que aunque en el objeto social de la entidad no aparece registrada la selección de personal como una de sus actividades, hay suficiente documentación que demuestra que desde 2015 ha ejecutado más de 20 concursos en el país.

Redacción Ibagué.

Comentarios