Inmediaciones de la UT volvieron a ser escenario de disturbios

Crédito: Suministradas / el nuevo día Un camión utilizado para distribuir gaseosa y que pasaba por el lugar fue retenido e incinerado.
En medio de los disturbios ocurridos entre la Fuerza Pública y algunos manifestantes, el comité ambiental denunció hostigamientos en su sede en el barrio Santa Helena.
PUBLICIDAD

El miércoles, Ibagué vivió una nueva jornada de movilizaciones en el marco del paro que se desarrolla a nivel nacional; sin embargo, al llegar la noche se registraron confrontaciones entre algunos manifestantes y la Fuerza pública en inmediaciones de la Universidad del Tolima.

En el lugar varios manifestantes se refugiaron en la Alma Máter y empezaron a lanzar piedras, mientras que miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), respondieron con gases lacrimógenos y bombas aturdidoras.

En el hecho resultó afectado un camión de Postobón, que según las autoridades fue saqueado, quemado y usado como barrera contra la Policía, pero también se vivieron confusos hechos, luego de que varias patrullas de la Policía hicieran presencia a las afueras del Comité Ambiental y sede de Derechos Humanos en el Tolima ubicado en el barrio Santa Helena, a pocas cuadras de donde se desarrollaron los desmanes, con la intención de aprehender a algunas personas que estaban en inmediaciones de este punto. 

El concejal Jaime Tocora indicó que el inconformismo se generó luego de ver cómo algunos uniformados llegaron en motocicletas y pretendían capturar sin razón aparente a unas personas ajenas a la entidad, que estaban frente a la sede.

“Llegan más de 20 motos a atrapar a seis personas en ciclas y hacen un operativo donde van a hacer una requisa con bolillo en la mano, eso genera indignación y genera que la gente no solo del comité, sino de casas aledañas comience a decirle a la Policía que los libere”, dijo Tocora.

El cabildante y representante del Comité Ambiental, indicó que se sienten vulnerados y que existe estigmatización y marcatización por parte de algunos sectores y que si bien tres de los integrantes cuentan con protección de la Unidad Nacional de Protección (UNP), han evidenciado que algunos miembros de la Fuerza Pública graban a quienes ingresan a las sedes. 

“Hemos encontrado que la Fuerza pública se hace frente a nuestra sede algunos días y lo que hacen es grabar a las personas que van ingresando, no entendemos la función o papel y eso hace que la gente sienta temor, también vemos que se han acercado algunas personas encapuchadas y eso también nos preocupa porque no tenemos nada que ver con actos de ese tipo”, sostuvo el cabildante.

Tocora cuestionó el actuar de algunos policías y los operativos que se realizan en el marco de las jornadas de manifestaciones y le pidió a la Alcaldía establecer condiciones mínimas para lograr el diálogo.

“Es muy complejo que traten de buscar canales de diálogo, pero al mismo tiempo esa sea la respuesta de la Administración municipal, generan más distanciamientos e imposibilita el diálogo”, puntualizó. 

 

“Acciones para restablecer el orden”

Entre tanto, la Policía Metropolitana de Ibagué señaló que las acciones que se tomaron se hicieron en aras de restablecer el orden con el fin de “prevenir y controlar, cualquier tipo de mecanismo que pueda afectar el libre desarrollo de las personas que protestan de manera pacífica y el tránsito de las mismas”.

RESTABLECER EL ORDEN

La presencia de más de 20 patrullas de Policía a las afueras del Comité Ambiental y sede de Derechos Humanos generó la indignación de quienes trabajan en el lugar. 

Asimismo, indicaron que se pudo detectar que se lanzaron bombas Molotov y piedras al CAI Estadio y a los policías que permanecían en el lugar; aunado a la quema del camión lo que generó la reacción de los uniformados.

En el mismo sentido, el secretario de Gobierno  Carlos Portela, catalogó los hechos como peligrosos y violentos. 

“Veníamos con 18 días sin ningún tipo de actividad violenta, pero ayer (miércoles) no sabemos si incitados o motivados por quien, pero fueron estragos complejos, peligrosos, violentos que están desdibujando lo que fue la protesta pacífica”, dijo el funcionario. 

Portela indicó que seguirán atentos con los miembros de la Policía y el Esmad “para cuidar los bienes y honra de los ibaguereños”.

Hago responsable de la vida de todos los integrantes del Comité Ambiental en Defensa de la Vida a la Policía Nacional, al Alcalde de Ibagué, al Gobernador del Tolima y Presidente de Colombia. Inaceptable que pretendan silenciar una organización que desde hace 12 años ha sido ejemplo de dignidad y esperanza para todos los colombianos y que se la juega por la defensa de los derechos humanos y de la naturaleza.

 

DATO

En medio del procedimiento policial, el miércoles fue capturada una persona de 30 años por el delito de obstrucción de vías y se emitieron 4 órdenes de comparendos por violar el artículo 27 del Código de Policía, comportamientos que ponen en riesgo la vida y la integridad de las personas, y, por lo tanto, son contrarios a la convivencia.  

Redacción Ibagué

Comentarios