¿Cuántas sandías logró vender Carlos, el humilde campesino de Ibagué? Conozca la historia

Crédito: Soy Campesino.
Don Carlos Sánchez es un campesino ibaguereño, que se hizo popular en redes sociales tras imponerse un reto: vender 5 mil sandías.
PUBLICIDAD

Con su familia como principal motor, Don Carlos contó con entusiasmo que su emprendimiento dio grades frutos, gracias a la ayuda de los ciudadanos, y su determinación por salir adelante.

Por cuenta de la crisis, se vio en la obligación de encontrar otras formas de trabajo, tras perder su empleo en las tiendas D1. “Yo me desempeñé siempre en el trabajo en la plaza, pero esta situación ha sido muy dura, y todos los mayoristas cogieron camino. Entonces mandé mi hoja de vida a una empresa, a Tiendas D1 y estuve trabajando por tres años, y en pandemia nos sacaron”, relató, mientras se encontraba en su puesto de trabajo rematando las sandías con la fiel compañía de su hija mayor.

Tras un año de rebusque y trabajar en la calle, decidió invertir en las cinco mil sandías, mientras se ubicó en la avenida del barrio Santa Ana. Hoy, después de ocho días vendiendo la fruta, solo le quedan 500, y con entusiasmo relató que pronto podrá saldar varias deudas, con el dinero que honradamente se ganó. “Trabajamos con plata prestada, estamos endeudados, pero gracias a Dios nos han ayudado mucho”.

 

¿Cuántas sandías vende en un día?

Don Carlos es la viva imagen de que, con la ayuda del prójimo, se pueden alcanzar grandes metas. Por eso es casi un récord que, en ocho días, ha vendido 4.500 patillas. “Ahorita ya estoy rematándolas en 3mil, las más grandes las vendía en 5mil o 4mil, pero ya las ultimas todas a 3mil”, dijo sobre el precio.

Con gran alegría y orgullo, relató el día que más vendió. “El día que más llegué a vender, me vendí mil sandías, en un día gracias a Dios y gracias a la gente que me ayudó”.

Don Carlos Sánchez espera poder continuar con su labor vendiendo frutas, una vez finalice de vender las 500 sandías que le quedan. “La idea es seguir, pero depende de la situación, que la policía me deje seguir trabajando aquí. No nos podemos dejar morir de hambre, y aquí en Ibagué lo único que hay es eso, como tal empleo no hay”, finalizó.

Si usted quiere ayudarle a Don Carlos, se puede comunicar al 320 287 1639.

Redacción web.

Comentarios