Desabastecimiento de acero en el país y el impacto en obras en Ibagué

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍALas obras del Coliseo Mayor se suspendieron mientras se logra conseguir el material requerido.
El anuncio de la Secretaría de Infraestructura de suspender la ejecución de obras del Coliseo Mayor en el Parque Deportivo, ante la ausencia de acero para poner el marcha el escenario cuyo 48% depende de este material, puso en evidencia la situación que se afronta a nivel país y que podría retrasar varios proyectos de infraestructura de carácter público y privado.
PUBLICIDAD

El ingeniero Freddy Humberto Pérez, interventor de obra del urbanismo del Parque Deportivo de la fase Uno del urbanismo y coliseo multideportes de la calle 42, se refirió al tema y dio algunas sugerencias de las acciones que podría implementar el contratista de obra, la Alcaldía y la interventoría.

INGENIERO

Pérez acotó que la situación del Coliseo Mayor es particular, teniendo en cuenta que la estructura de esta megaobra tiene “un diseño muy especial, una perfilería en acero muy detallada, específica, singular y propia”, por lo mismo no habría oportunidad de que se hubiera mitigado este impasse.

El ingeniero indicó que para este caso y tras el anuncio de suspensión no hay posibilidad de que se buscarán culpables, pues el desabastecimiento de acero no estaba previsto; sin embargo, acotó que es hora de que se tomen acciones y el contratista e interventor empiecen a buscar cómo aprovisionarse del material para evitar un mayor impacto en la ejecución de obra. 

“Pensar en que no se podía construir o cambiar el diseño sería un retroceso y por más que se cambie un diseño de un coliseo, este va a arrojar una perfilería metálica, eso había que licitarlo y hacerlo (...) el constructor del Coliseo Mayor e interventor deben buscar en el mercado mundial el acero que se requiere y que de esta manera con el anticipo de obra, se pueda asegurar en primera instancia el acero que existe para la estructura, pero se debe hacer una labor juiciosa”, sostuvo Pérez.

El profesional indicó que una de las virtudes de la obra, es que el interventor sea una empresa contratada directamente por el Ministerio del Deporte, lo que compromete al Gobierno nacional en la adopción de medidas oportunas para provisionar el acero que se requiere. 

Asimismo, advirtió que el desabastecimiento sin duda generará un mayor costo de los trabajos, esto teniendo en cuenta de que el precio del acero en el mercado pudo haber crecido por lo menos en un 50%.

“Eso significa que hay un mayor valor, porque con lo que se planeó el precio del acero y con lo que se sacó a licitación, en el mercado esta un 50% más caro, el contratista presta un servicio y esto va a encarecer porque se le debe contar con el precio que está en el mercado”, puntualizó Pérez. 

Asimismo, indicó que la situación también puede afectar la ejecución de los otros escenarios deportivos; sin embargo, en su mayoría esta situación se refleja en un mapa de riesgos. 

 

¿Qué dice la Andi?

En el mismo sentido y tras el anuncio de la Alcaldía de Ibagué, el comité Colombiano de Productores de Acero de la Andi también se pronunció, e indicó que en lo corrido del año han tenido un aumento de por lo menos el 60% en la producción nacional de acero.

María Juliana Ospina, directora ejecutiva del Comité Colombiano de Productores de Acero de la Andi, indicó que las movilizaciones en el marco del paro nacional, han frenado notoriamente las operaciones de varias de las principales siderúrgicas del país y que la entrega del acero para la construcción de edificios, carreteras entre otros no se realice. 

MARÍA JULIANA OSPINA

Algunos hechos particulares son las situaciones de orden público en Cali, Yumbo y Buenaventura y los bloqueos en la vía Sogamoso-Bogotá en el sector Higueras (Boyacá).

“La situación de orden público en el país ha dificultado el desplazamiento de los trabajadores de las diferentes siderúrgicas y ha obligado a suspender procesos productivos industriales complejos que requieren de varios días para retomar su cadena productiva. De igual manera, ha afectado la cadena logística de la distribución del acero, lo que ha dificultado las entregas programadas”, señaló Ospina. 

En cuentas del comité, conformado por Acerías Paz del Río, Gerdau Diaco, Grupo Siderúrgico Reyna, Sidoc y Ternium, empresas que representan el 100% de la producción nacional de acero, están en riesgo 45 mil empleos directos e indirectos y se habla de afectaciones por $248 mil millones.

El comité ha hecho la invitación al diálogo de las partes involucradas para evitar los bloqueos. 

 

Redacción Ibagué

Comentarios