Pese a desalojo, invasores de la comuna Ocho dicen que no se marcharán

Crédito: HELMER PARRA / EL NUEVO DÍA
Luego del enfrentamiento con el Esmad, que dejó en cenizas buena parte de los cambuches instalados cerca a la Ciudadela Simón Bolívar, los invasores indicaron que permanecerán en el sitio hasta que la Alcaldía solucione sus necesidades de vivienda.
PUBLICIDAD

La semana pasada, cuando cerca de 400 familias decidieron invadir un predio cercano a la tercera etapa de la Ciudadela Simón Bolívar, lo hacían a sabiendas  de que en cualquier momento se enfrentarían con el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), así se lo dijo una mujer que fue consultada esta semana por El Nuevo Día.

Más temprano que tarde, el pronóstico se cumplió. Ayer, sobre las 6 de la mañana, hombres del Esmad arribaron de improviso al lote ubicado en la comuna Ocho e iniciaron un operativo de desalojo que rápidamente propició un enfrentamiento con varios de los invasores, que en su mayoría eran jóvenes.

La Alcaldía de Ibagué informó que previamente las autoridades dialogaron de manera pacífica con los implicados, pero, según indicó la Administración, algunos de ellos se opusieron y respondieron de manera agresiva con piedras y objetos cortopunzantes.

Señaló, además, que la intervención se llevó a cabo  en compañía del Ministerio Público tras las denuncias por parte de la misma comunidad del sector, sobre la ocupación ilegal de predios que afectan la seguridad y convivencia en la zona.

Advertido por esta y otras invasiones en la ciudad, el secretario de Gobierno, Carlos Portela, indicó esta semana que detrás de esa apropiación indebida de lotes públicos y privados está un grupo delincuencial denominado ‘Los Tierreros’ que de manera sistemática y organizada se aprovecha de la necesidad de vivienda de ciudadanos para alentarlos a posesionarse de tierras ajenas.

Por eso, ayer, la Administración municipal invitó a los residentes de barrios aledaños a la invasión a mantener la calma y permanecer en sus hogares, mientras se lleva a cabo el operativo de desalojo en el sector.

Ibagué

No piensan marcharse

Desde bien temprano, en redes sociales se empezaron a conocer las quejas de los vecinos de los barrios aledaños afectados por los gases lacrimógenos. Entre tanto, en las calles y callejones de la Ciudadela, los ocupantes de los terrenos sostenían una confrontación con las unidades del Esmad.

De acuerdo con Carolina Rincón, integrante de la comunidad, la Alcaldía, a través  de la Gestora Urbana, se había comprometido a comenzar a definir la situción de las personas desde el próximo 19 de junio.

“Teníamos un acuerdo de que nos quedabamos aquí, que tranquilos, que nos relajaramos, que esperáramos, que organizaramos las cosas, hicieramos un censo entre nosotros, entregáramos los papeles y el 19 nos empezaban a definir la situación”, afirmó la mujer.

Según su relato, los uniformados intervinieron sin mediar palabra y sin importar que hubiera niños en la zona.  “Nos entraron con toda los del Esmad, tenemos videos donde hay Policías de civil tirando piedras con los cascos, tengo un casquillo de bala, nos tiraron gas lacrimógeno vencido, tengo todo eso acá”, contó.

Pese al operativo, Rincón explicó que las familias comenzaron a reorganizarse para mantenerse en el sitio y enviarle un mensaje al Municipio: “Acá nos quedamos y de acá no nos sacan, aquí nos vamos a quedar, necesitamos soluciones del Alcalde, que fue el que los mandó, porque los mismos funcionarios y la Policía dijeron que esto fue una orden de él”.

Finalmente, cuestionó que no haya hecho presencia la Defensoría del Pueblo, pues varios miembros de la comunidad resultaron heridos. También dijo que la Policía inició la intervención sin que existiera una orden de un juzgado.

“Vinieron a ultrajarnos, tiraron gases, piedras, disparando a quemarropa. Acá no vemos los de derechos humanos y la Defensoría del Pueblo. Vinieron las ambulancias a llevarse los policías heridos y los que están adentro afectados no los quisieron recoger. Una señora que es enfermera se encargó de ellos”, concluyó.

 

DATO

Como en las cercanías de la Ciudadela Simón Bolívar, hay invasiones en la entrada al barrio Los Álamos, La Palmilla, La Mansión, La Gaviota y La Arabia.

Redacción Ibagué.

Comentarios