Alcaldía espera ayudas de la Nación tras la avalancha

Crédito: Suministrada / El Nuevo Día.
El director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd), Eduardo José González, estará hoy en la ciudad para conocer de cerca los estragos que dejó la creciente del río Combeima, y dar indicaciones para evitar nuevas afectaciones.
PUBLICIDAD

El funcionario participará hoy en el consejo municipal de gestión del riesgo y, según explicó Leandro Vera, secretario General y alcalde encargado, se espera el anuncio de ayudas del Gobierno nacional para mitigar la emergencia que provocó el desbordamiento del río.

Ayer, con el apoyo de la Fuerza Aérea Colombiana, funcionarios de la Administración municipal adelantaron un sobrevuelo por la cuenca del río Combeima para identificar puntos críticos que pudiesen representar un riesgo para las poblaciones rural y urbana.

Además de las ‘cicatrices’ que dejó la avalancha y una disminución en el cauce del río, se evidenció una afectación en la microcuenca de la quebrada Las Perlas, por lo que funcionarios se desplazarán hasta ese punto para determinar si hay represamientos, explicó César Gutierrez, secretario de Ambiente y Gestión del Riesgo.

Por otro lado, la Alcaldía informó que la vía hacia el sector de Villarrestrepo no estará bloqueada, pero durante este fin de semana algunos puntos tendrán habilitado el paso a un carril: Puerto Perú, Puente Cemento y Pico de Oro y Las Perlas.

De otra parte, informó que junto a entidades públicas y privadas se han entregado más de 400 ayudas a las 201 familias afectadas de la zona rural así como de los barrios Industrial, Matallana, Yuldaima, Santofimio, entre otros.

 

Servicio de agua

Ibagué

El Ibal informó que continúan con los trabajos de limpieza y remoción de sedimentos y material de arrastre en las tres bocatomas, para restablecer el servicio de agua en toda la ciudad.

Informó que un grupo operativo avanza en la captación de 1.400 litros por segundo en la cuenca del Combeima, de los 2.000 que se distribuyen normalmente para tratamiento, además de las labores que se adelantan en las cuencas Cay y Chembe.

Rodrigo Herrera, gerente del Ibal, señaló que debido a los niveles de turbiedad que aún se registran en los afluentes, los tanques cuentan con 5.000 metros cúbicos de agua potable, y los mismos, tienen una capacidad de 30.000 durante un día normal de tratamiento del líquido vital.

Redacción Ibagué.

Comentarios