¿Hacia dónde se dirige Ibagué en materia de urbanismo?

Crédito: El Nuevo Día.
Contenido Exclusivo
EL NUEVO DÍA dialogó con el arquitecto, exsecretario de Planeación y gestor de desarrollo urbanístico de La Samaria, Javier Arbeláez, acerca de una serie de proyectos de urbanismo que se vienen gestando en la ciudad y que gozan de gran aceptación desde diferentes ámbitos.
PUBLICIDAD

A través de diálogos y comités, en los que han concurrido las fuerzas vivas de la capital tolimense, avanza la estructuración de una serie de proyectos de urbanismo que pretenden aportar, en la consolidación de ciudad, en lo que concierne al fortalecimiento de identidad cultural, movilidad, entre otros aspectos.

Entre los actores de estas iniciativas destaca la buena voluntad y el deseo de trabajar del sector privado, así como la Sociedad Tolimense de Ingenieros, la Sociedad Colombiana de Arquitectos (regional Tolima), las secretarías de la Administración municipal, expertos y la propia ciudadanía. En conversación con EL NUEVO DÍA, el arquitecto, exsecretario de Planeación y gestor de desarrollo urbanístico de La Samaria, Javier Arbeláez, se refirió a tres de estos proyectos, los cuales expone por medio de planos que cuentan con su aval.

 

El Musicamino

En palabras del arquitecto Javier Arbeláez, “es una estrategia para la potencialización, articulación y apropiación de la zona ADN de Ibagué con el fin de reafirmar el sello de ‘Capital Musical’ mediante un recorrido por el centro histórico de la ciudad con sus barrios tradicionales como La Pola, Belén, 20 de Julio, la Sexta Brigada, Ancón, Pueblo Nuevo, Pablo VI, Calambeo y San Jorge, que reúne las plazas y senderos de los centros educativos y culturales desde el Conservatorio de Música del Tolima hasta el colegio musical Amina Melendro de Pulecio”, expresó a EL NUEVO DÍA. El Musicamino se proyecta como un sendero que permitirá disfrutar de una experiencia para reconocer los valores naturales y paisajísticos de la ciudad, que tendría en cuenta lugares emblemáticos de la ciudad como el Cañón del Combeima, la Plaza de Bolívar, el Parque Centenario, Pan de Azúcar y los cerros del norte, entre ellos el jardín Botánico San Jorge.

“Ibagué requiere de espacios para el encuentro del ciudadano, su convivencia con la vida urbana que permita caminarla, pasearla, disfrutarla y sirva para que suceda en ella ese ‘’algo’’ que es nuestro principal baluarte: La música.

La música como alma y la condición identitaria que necesita ser acogida entre los edificios, donde la ciudad le canta al Tolima, a Colombia y al mundo entero”, aseguró Arbeláez.

El profesional expresó que desde lo conceptual el proyecto se sustenta desde elementos como el urbanismo, creación de espacios para la cultura, generación de identidad, consolidación de la marca ciudad, generación atractiva de la zona, promoción de Ibagué como educadora musical, la articulación de espacios comunes para representaciones culturales y más aspectos. “Aparece como la inmensa posibilidad de ordenar mediante este recorrido la oferta cultural y de comercio existente en la ciudad (las artesanías, la hotelería, y principalmente la música, en general las manifestaciones culturales), abriendo la puerta a las industrias creativas en la ciudad y que pequeñas, medianas y grandes empresas contemplen a Ibagué como una opción real para el desarrollo de una industria que implica la creatividad, la imaginación y el conocimiento”, afirmó Arbeláez.

De acuerdo con el profesional, que goza de una robusta trayectoria, el proyecto cuenta con el interés de la Administración municipal y departamental, de organizaciones no gubernamentales, empresarios, la academia y, en general, de la ciudadanía, lo cual es fundamental para lograr la apropiación de la idea.

1

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo el especial de los 471 años de Ibagué aquí https://digital.elnuevodia.com.co/library

Adquiéralo en físico con su exclusiva portada de colección.

El Nuevo Día.

Comentarios