Explotación sobre el río Luisa genera controversia en la región

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
La personera de Guamo, Gloria Patricia Guzmán, señaló que iniciará acciones legales frente a la licencia que entregó la autoridad ambiental sobre el afluente. Indicó que la preocupación es de varios municipios.

Los títulos mineros y licencias ambientales de explotación de material de arrastre para construcción sobre el río Luisa originó una serie de voces de inconformismo de las poblaciones de Guamo y San Luis, tanto así que las personerías de estos municipios no descartan iniciar acciones sobre el tema.

Así lo dio a conocer la delegada del Ministerio Público en el Guamo, Gloria Patricia Guzmán, al señalar que se podría iniciar una acción popular y otra de nulidad para que este proceso no se inicie sobre el afluente, debido a las afectaciones que se pueden presentar.

Indicó que el viernes de la semana anterior hubo un encuentro entre la Procuraduría Ambiental y Agraria, Cortolima y la comunidad, pero allí el representante de la autoridad ambiental no fue bien recibido por la población, ya que allíi era esperado el director, Jorge Enrique Cardoso.

Antecedentes

En 2011 Cortolima expidió un auto en que indica que van a dar inicio al trámite para la expedición de licencia ambiental, y ese oficio fue radicado a la Personera, al Alcalde y al Presidente del Concejo de esa vigencia.

“Pero estas autoridades no socializaron ese documento a las personas del área de influencia del río Luisa, y por eso, estas comunidades no se enteraron de esa explotación”, dijo la Personera.

Guzmán señaló que ahora estas poblaciones rechazan este proceso, y para evitar que se presenten vías de hecho decidió ser intermediaria frente a esta problemática.

La comunidad dice no

“Prima el derecho de la comunidad y a un ambiente sano, además no es solo en Guamo, sino que San Luis y Valle de San Juan también rechazan la explotación”, afirmó la delegada del Ministerio Público.

Y dijo que el inconformismo también surge porque las personas ya se han visto afectadas con las explotaciones sobre el río Saldaña y no les ha quedado un buen recuerdo de ese proceso.

“Desde diciembre estamos trabajando en contra de este proyecto, cuando se presentaron dos empresas interesadas, y es de recordar que fue la comunidad la que nos pidió que interviniéramos”, aseguró.

E indicó que el proceso iba a iniciar en San Luis y fue la comunidad quien impidió que se empezara.

Por último señaló que se reunirá próximamente con la comunidad de Guamo, para que los habitantes determinen si se debe o no continuar con este proceso.

“No se ha iniciado el proceso de explotación”

En un comunicado, la autoridad ambiental señaló que desde 2006 ha otorgado cuatro licencias ambientales, con el fin de ejecutar trabajos de extracción de material de arrastre con los estándares de explotación, continuo seguimiento y control ejercido por la Autoridad Nacional Minera y por Cortolima.

Indicó, además, que a la personera que le entregaron la licencia, aún no ha iniciado la explotación sobre el afluente.

Además que no es cierto que mediante la Resolución número 2516 del 13 junio de 2012, se haya autorizado explotar arenas y gravas del título de propiedad de Ernesto Leal Osuna, en una extensión de 19 kilómetros.

Ya que la licencia ambiental sólo autoriza la explotación de cuatro puntos debidamente georreferenciados y en las condiciones que la misma autoridad ambiental le impone en 19 requerimientos obligatorios.

La autoridad ambiental aclaró, de igual manera, que el río Luisa no está en vía de extinción, según los estudios llevados a cabo por Cortolima, la oferta hídrica total anual de esta cuenca hidrográfica asciende a 560 mil 900 millones de metros cúbicos (mmc) y la demanda es de 400 mmc.

Además, que la cuenca hidrográfica del río Luisa discurre por Guamo, San Luis, Valle de San Juan y Rovira, posee un área de 78 mil 874,6 hectáreas y presenta un caudal medio de 17 mil 87 m3/s (metros por segundo).

CLAUDIA RESTREPO

Comentarios