Denuncian en Rovira utilización de escuelas como sedes de campaña

TOMADA DE INTERNET - EL NUEVO DÍA
Con querella y fotografías intentan demostrar que en el ‘Encanto de manantiales’ jefes de núcleo y el alcalde local respaldan por omisión la candidatura de su posible sucesor.

Las escuelas rurales de Rovira estarían siendo usadas para hacer campaña con mira a las próximas elecciones. El tema, dicen habitantes de la zona, es tan normal que algunos candidatos se “descararon”.

Lo anterior se deriva a la circulación de una fotografía en la que se muestra al aspirante por el partido Conservador, Yoanny Vivas Barragán (antes de recibir el aval) sosteniendo un encuentro político, al parecer, en un aula de clases.

De dicha imagen publicada en su red social a mediados de mayo, que se convierte según sus contradictores en la prueba reina, comentan fue montada “con total confianza porque como es el candidato del Alcalde y tiene en el bolsillo a los dos jefes de núcleo actuales”.

A los servidores públicos que se refieren es a Oliverio Rodríguez y Orlando Buriticá González. Este último le aseguró a EL NUEVO DÍA desconocer dichas situaciones.

Según él está en periodo vacacional, pero se comprometió con apersonarse del caso después del 13 de julio. “Esto es muy delicado y hay que investigarlo para tomar cartas en el asunto. Porque si hay evidencias y se detecta la sede hay que llamar a relación al rector porque esto no es permitido”, acotó.

Formando vigilantes en precarias condiciones

Sumado a las reuniones en salones de clases, otra queja esta vez formal busca poner en cintura al alcalde Diego Andrés Guerra Quintero, al candidato Yoanny Vivas Barragán y a los jefes de núcleo antes mencionados, y también demostrada con una foto hecha pública por el aspirante.

Esta tiene que ver con el desarrollo de cursos de vigilancia en improvisados lugares, entre ellos corredores, lo más grave ofreciendo empleo como vigilantes al final de los cursos de seguridad, trabajo que “coincidencialmente se otorgaría después del 25 de octubre de 2015 (una vez culminen las capacitaciones), es decir después de la elección de alcalde”.

La academia de vigilancia que estarían implementando en Rovira es de propiedad del candidato al Concejo del Partido Verde Saúl Guzmán, de acuerdo con el abogado Daniel Geovany Neira Ríos, quien presentó querella por participación en política con omisión de funciones ante la Procuraduría Regional del Tolima.

La denuncia en contra de estos funcionarios obedece, según el abogado, a que estarían utilizando su cargo buscando favorecer la candidatura a la Alcaldía.

Si bien los tres funcionarios querellados no están haciendo proselitismo político abierto, “sí están usando una estrategia electoral grave y es permitir que este aumente ostensiblemente su popularidad y por ende conquiste a futuro una gran votación utilizando una academia de vigilancia y seguridad con la cual a través de capacitaciones en esta área del conocimiento pueda sumar seguidores políticos rápidamente”, argumenta Neira Ríos.

Dicha escuela está funcionando en la casa del político, “pese a que esa institución no cuenta con licencia de funcionamiento para operar en Rovira y mucho menos para hacerlo en una residencia familiar ni en una ferretería que el local que allí opera”, refirió el denunciante.

Sumado a ello, advierte que los jefes de núcleo ni el mandatario local pueden alegar desconocer el funcionamiento de la academia, puesto que el anuncio de esta se ha hecho desde abril a través de perifoneos repetitivos por todo el casco urbano de la población.

Esta redacción pudo establecer que las presuntas irregularidades atribuidas al burgomaestre fueron remitidas a la Procuraduría Provincial de Ibagué, y en lo referente a los jefes de núcleo a la Secretaría de Educación de Rovira para que esta dependencia adelante la correspondiente acción disciplinaria.

EL NUEVO DÍA

Comentarios