ss

En Villarrica solo se pueden hacer obras de mitigación

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
A los habitantes de este municipio solo les queda esperar el resultado del estudio geológico, para que den soluciones a las diferentes problemáticas estructurales que padecen.

Desde hace varias semanas los habitantes de Villarrica han tenido dificultades con el agua residual, debido a que no se está conduciendo de forma correcta hacia el alcantarillado, lo que origina que el líquido se filtre de las viviendas hacia la calle.

Esta es una problemática que ha tomado fuerza debido a la inestabilidad que presenta el suelo del municipio, así lo explicó Cristóbal Javier Espinosa, ingeniero Civil de la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo del Tolima, Edat, quien recordó que hace varios años se hizo un estudio en el que se pronosticaba esta crisis.

No obstante, aunque ya fue expuesta la emergencia y discutida en el Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo y Desastres del Tolima, la recomendación fundamental entregada por los expertos es que no se puede iniciar una solución inmediata hasta que no se conozca las conclusiones finales de la investigación geológica que se inició recientemente.

“Estamos a las espera del resultado final, por ello la sugerencia es que mientras no se conozca el resultado de este estudio lo más conveniente es no hacer intervenciones cuantiosas, motivo por el que estamos maniatados”, precisó Espinosa.

Mientras tanto, se están ejecutando obras que permitan minimizar el impacto en los seis tramos en donde se evidencia las mayores filtraciones, entre ellas está la carrera Quinta o calle Principal.

“De forma visual, aparentemente está teniendo problemas por desestabilización del terreno, hundimiento de las vías y agrietamiento de algunas viviendas”, agregó el ingeniero de la Edat.

Asimismo, explicó que el colapso que hoy tiene el alcantarillado de Villarrica se debe a que la tubería ya cumplió su vida útil, por lo cual tiende a partirse, lo que permite la filtración del agua, ocasionando así que el terreno tienda a socavarse o hundirse con el tiempo.

Teniendo en cuenta esta emergencia, la recomendación que se hace a la comunidad es que ante cualquier señal de alarma de hundimiento se comunique con la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo, encargada de responder ante las situaciones que se puedan presentar.

Lo que se ha podido adelantar

Por otra parte, la Edat ha estado respondiendo una acción popular que hace referencia al mantenimiento del acueducto, a través de la formulación de un proyecto que aunque empezó a ser ejecutada en 2013 no ha podido avanzar con la rapidez que se necesita.

Esto, debido a que “por las calamidades detectadas ha sido necesaria una reformulación, la cual ya se surtió ante el Ministerio de Vivienda, y fue viabilizada, por ello estamos próximos a reanudar obras”, contó Dayan Caterine Varón, secretaria General y Jurídica de la Edat.

En dicha tutela se exige que la comunidad tenga agua potable, por ello se está trabajando en la construcción de una bocatoma nueva y en obras de mitigación en la planta de tratamiento, que permita su protección, ante la vulnerabilidad que tiene el terreno que la sostiene.

Por ahora solo se puede pensar en obras y trabajos moderados, ya que mientras no se tengan las conclusiones que arrojará en estudio, en aproximadamente un año, no se pueden tomar decisiones que garanticen soluciones definitivas para la comunidad de Villarrica.

XIMENA VILLALBA C.

Comentarios