Tragedia que vive Ecuador tras el temblor afecta a varios tolimenses

TOMADA DE FACEBOOK - EL NUEVO DÍA
La tragedia de Ecuador, inevitablemente toca a Colombia por su cercanía y porque ha sido una patria que le ha dado oportunidades a los nacionales.

EL NUEVO DÍA conoció la historia de algunos tolimenses que han vivido de distinta manera una angustia permanente durante la última semana.

Una de ellas es la de Andrea Cortés, una ibaguereña dedicada a la investigación de enfermedades infecciosas en Ecuador, que vive desde hace tres años en Quito.

Ella describe el momento del temblor como una “situación de terror”. Agregó que desde el sábado las réplicas han sido contantes y fuertes. También indicó que a pesar de estar a seis horas del lugar del siniestro, las grietas en las edificaciones en la capital ecuatoriana son la huella del desastre natural que afectó considerablemente la zona costera.

“Ayer (jueves) sentimos una réplica a las 10 de la noche, bastante fuerte y larga, otra fue a la media noche. La situación es de pánico, aquí solo se comenta eso. Y hoy (viernes) en la mañana hubo otra réplica fuerte. Los ánimos están un poco caídos, pero a pesar de todo el país se mantiene fuerte”, describió Andrea.

Con la emergencia, los habitantes de esta ciudad se han volcado a la compra de agua y enlatados para enviar a la zona de desastre, motivo por el cual estos elementos ya empezaron a escasear. “A ellos lo que más les hace falta es agua y alimentos no perecederos”, contó la ibaguereña.

Otro de los apoyos que se han implementado es orientación psicológica tanto para las personas afectadas como a los demás ecuatorianos a través de los medios de comunicación.

En cuanto a la medidas económicas que se están implementando está subir en dos puntos el IVA, es decir pasaría de 12 por ciento a un 14 por ciento y donar un día de sueldo por un año, los empleados que tengan un ingreso mayor a los mil dólares.

Los busca su familia

Desde hace una semana la familia de Johan Sebastián García, Íngrid Prada, la menor de un año Gabriela García Prada, la señora Ana Sofía de Prada y del menor Felipe Prada, perdió todo contacto con ellos, lo último que supieron es que estaban viviendo en una ciudad costera.

Los jóvenes de 18 y 17 años, respectivamente, viajaron a Ecuador en plan de visita familiar, durante este tiempo siempre hubo una comunicación constante vía telefónica y web.

La preocupación radica en que no han vuelto a saber de ellos, desde hace una semana.

“Ya llevamos la información a la Cruz Roja y esperamos que a través de los medios logremos tener una razón de ellos”, contó la familiar.

Por otra parte, la hermana de Johan, Leydi García, indicó que la última vez que se hablaron fue el viernes 8 de abril, desde entonces no han tenido razón de estos cinco ibaguereños.

EL NUEVO DÍA

Comentarios