Comunidad indígena de Santa Rita en Ortega reiteró protesta en contra de Hocol

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Las comunidades indígenas de Mesa de Cucuana Santa Rita en Ortega, volvieron a acudir a las vías de hecho para protestar en contra de la actividad petrolera que adelanta Hocol, debido a que se seguiría incumpliendo acuerdos en temas laborales, ambientales y de inversión social.

Además en este sector, al parecer, la empresa estaría en el proceso de cierre y abandono del bloque Doima, razón por la cual se solicitó al Anla esperar el informe de cuota ambiental de recuperación del pozo que quedaría clausurado.

También, “se le pidió a la empresa que viniera a informar a cerca de los proyectos que benefician a la comunidad, porque no los vemos”, contó un miembro de la comunidad indígena Santa Rita.

En cuanto a la parte laboral, a pesar de que por ley se debe contratar cierto número de personas de la zona de influencia directa, esta norma se estaría incumpliendo en Ortega, porque la contratación es mínima y los pocos que logran acceder a un cargo sería a través de una intermediación o ‘palanca’, hecho a los que se le sumaría un trato displicente por parte de la empresa.

Y a pesar de que se intentó discutir las inconformidades en una mesa de diálogo y buscar nuevos acuerdos, el acercamiento no fue posible, razón por la cual los indígenas optaron por tomarse la vía de acceso al campo petrolero Santa Rita e impedir el acceso al personal encargado de producción, al igual que, de vehículos.

No obstante, los manifestantes precisaron que no han obstaculizado el acceso a los trabajadores encargados de adelantar actividades de inspección y mantenimiento.

 

Sin respuestas

La vocera indígena recordó que a pesar de que llevan más de dos años en minga de reclamación, hasta la fecha no hay respuestas sobre la petición de una evaluación ambiental en el área de explotación, tampoco, precisión de la inversión social.

Asimismo, las denuncias interpuestas ante la Defensoría del Pueblo y la Contraloría, siguen sin emitir alguna decisión y los informes prometidos por el Gobierno nacional, tras adelantar una inspección en el territorio en febrero de 2017, al parecer, quedó como una promesa ‘al aire’.

 

Intento fallido

Ayer en la tarde intentaron dialogar el tribunal indígena, el Ministerio del Interior, la Defensoría del Pueblo y la Inspectora de Policía del municipio, sin la presencia de Hocol.

Y aunque cada parte, compartió sus argumentos y los indígenas sustentaron las razones de detener la producción y proponer alternativas sobre la contratación, no se logró ningún acuerdo.

EL NUEVO DÍA

Comentarios