Supersalud y el Invima le siguen la pista a caso de la IPS Fresenius

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La Superintendencia Nacional de Salud, el Ministerio de Salud y el Invima, hicieron una visita de inspección, control y vigilancia durante dos días a la IPS Fresenius Medical Care, encargada de operar la Unidad Renal de Ibagué, luego de conocer su cierre preventivo.

Según la secretaria de Salud del Tolima, Sandra Torres, el objetivo fue verificar las acciones de contingencia que se implementaron tras el cierre preventivo de la unidad.

“Se socializaron los reportes que habían realizado cada una de las EPS garantizando la prestación de servicios, la Superintendencia quiere verificar si realmente esos pacientes se han visto afectados o tienen barreras por esta medida temporal de la IPS Fresenius”, precisó la funcionaria.

Al respecto de la pregunta ¿cuándo volverá a funcionar la Unidad Renal?, Torres dijo que “es una decisión que hay que tomar con bastante responsabilidad, en este momento no tenemos la certeza sobre cuál fue la fuente que generó la intoxicación masiva, por lo tanto, se analiza cada uno de los insumos que en esos turnos la IPS utilizó y suministró a los pacientes”, agregó Torres.

El jueves se espera conocer las conclusiones de la inspección y la decisión de si se da apertura a los servicios renales o por el contrario se mantiene la inactividad.

Mientras se precisa qué fue lo que sucedió, las familias de los pacientes siguen afrontando diferentes circunstancias para trasladarlos, en su mayoría de la tercera edad, a otros municipios.

Cabe recordar que el cierre preventivo de la IPS se originó después de analizar algunos insumos, medicamentos y máquinas, lo que dio como resultado la presencia de un germen negativo.

 

Dato

La IPS atiende a 346 pacientes y deben asistir al tratamiento renal día por medio. Algunos deben asistir a Girardot o Neiva.  

EL NUEVO DÍA

Comentarios