Reabierta Unidad Renal Fresenius de Ibagué

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Luego de la inspección llevada a cabo por la Superintendencia Nacional de Salud, el Ministerio de Salud y el Invima, con el fin de conocer de primera mano la peligrosidad y el origen de la bacteria detectada en la unidad renal Fresenius en la ciudad, las autoridades establecieron que el microorganismo dio positivo para categorizarse como ‘gram negativa’.

Asimismo, se detectó por parte de las secretarías de salud departamental y municipal la génesis del germen.

“La Secretaría de Salud del Tolima a puesto en circulación un documento en el que indica la reapertura de Fresenius, nosotros como Secretaría de Salud municipal dentro de nuestras competencias, vamos a brindar el acompañamiento a las medidas tomadas y al plan de seguimiento permanente en la institución.

“Nos corresponde verificar que se esté dando cumplimiento a la normatividad y los procesos de habilitación, evitando nuevamente que se presenten situaciones como las que se vivieron y que de manera preventiva generaron el cierre de la unidad”, afirmó Gelver Dimas Gómez, secretario de Salud municipal.

Tras detectar el origen de la bacteria, que según Gómez, provenía del proveedor donde se efectuaba la central de mezclas, se decidió cambiar de abastecedor, permitiendo reducir el riesgo en la prestación del servicio.

“Ya se reabrió la institución según el acto administrativo que expidió el Departamento, desde ayer se espera que los 425 pacientes que se venían atendiendo antes del cierre, continúen recibiendo el servicio; es de recordar, que 130 de estos pacientes están en condición ambulatoria con diálisis peritoneal y se atienden de manera indirecta. Mientras algunos otros tienen hemodiálisis teniendo que ser atendidos constantemente”, aseveró el funcionario.

El jefe de la cartera municipal añadió: “Las condiciones son óptimas hoy para la prestación del servicio, la bacteria está en estudio y se definió que es gram negativa. Esa bacteria fue encontrada en la heparina, por eso se hizo el cambio del proveedor y del sitio donde se hace la central de mezclas. El distribuidor era uno que tenía Fresenius en Cali; con el cambio se minimiza el riesgo”, dijo.

Otra de las problemáticas al momento del cierre preventivo, era el posible traslado de los pacientes a otros municipios para que se les tratara profesionalmente. Al respecto, el funcionario dijo “ya está subsanado ese riesgo, por tal motivo se minimiza el concepto de traslado de los enfermos”.

EL NUEVO DÍA

Comentarios