Anglogold Ashanti estaría tramitando nuevo permiso de sustracción en Cajamarca

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Ante la posibilidad de que la multinacional adelante un nuevo trámite, Cortolima decidió ‘blindar’ los resultados de la consulta popular con una resolución mediante la cual se niega la entrega de licencias ambientales en el municipio.

Una solicitud de la multinacional Anglogold Ashanti ante la Dirección de Bosques y Servicios Ecosistémicos del Ministerio de Ambiente para hacer una sustracción de área en la zona sur del proyecto La Colosa en Cajamarca, encendió las alarmas de Cortolima, pues a pesar de que existe un resultado de una consulta popular de por medio, el interés minero sobre este territorio se mantiene.

El director de Cortolima, Jorge Enrique Cardoso, explicó que de manera extraoficial conoció que la empresa inició un nuevo trámite que buscaría un permiso para seguir operando en un sector del proyecto, procedimiento que no sería consecuente con la decisión adoptada por más de seis mil cajamarcunos en marzo de 2017.

“Esa consulta popular genera unos efectos y es abstenerse de presentar dicha clase de solicitudes”, precisó.

Y agregó, que la ausencia de un Esquema de Ordenamiento Territorial, EOT, actualizado que incluya los efectos del ‘No’ a las actividades mineras y que regule el uso del suelo, generó la necesidad de emitir un acto administrativo que ponga un ‘freno’ a cualquier actividad minera en jurisdicción de la ‘Despensa agrícola’.

Por ello, mediante la resolución 1963 del 05 de julio de 2018 se ordenó dar cumplimiento a la consulta popular de Cajamarca, es decir, que “no se dará trámite a ninguna solicitud de permisos de concesión de agua, ocupación de cauces, emisiones atmosféricas y aquellas relacionadas con temas mineros”, precisó el directivo.

El documento también incluye revisar las licencias ambientales, concesiones de agua, permisos y demás autorizaciones que se hayan entregado antes de la consulta popular.

Al preguntar por qué se espero más de año y medio para tomar esta medida, Cardoso respondió que durante este tiempo se procedió a estudiar cada uno de los trámites y permiso que la Corporación otorgó en esa población.

Y con respecto a si el acto administrativo tiene alcance ante las decisiones que se tomen a nivel nacional, el director indicó “que es una medida de carácter general que se debe ejecutar en toda la jurisdicción de Cajamarca para cualquier proyecto minero por ahora, en razón a que estamos esperando a que se formule el EOT y reglamente el uso y zonificación del suelo”.

 

Consulta popular ¿un saludo a la bandera?

Ante la alerta generada, la pregunta que se plantea es; si a pesar del pronunciamiento legal de las comunidades, esta no estaría siendo tenida en cuenta.

“La consulta popular de Cajamarca sería de papel, si las autoridades no arropamos o cumplimos su efecto, pasaría a ser un saludo a la bandera en la medida en que el municipio no se apropie de su proceso de EOT y sea consecuente con lo que votaron los ciudadanos”.

 

Ordenamiento territorial

De otra parte, el Concejo de Cajamarca mediante el acuerdo 003 del 27 de mayo de 2017 adoptó la decisión de la consulta, sin embargo, no emitió un mandato que estableciera en corto plazo la actualización del EOT, razón por la cual pasado más de un año, se sigue sin contar con el instrumento de planeación.

“Como autoridad ambiental, estamos haciendo un llamado respetuoso y sobre todo de acompañamiento a la Administración municipal, al Consejo Municipal de Ordenamiento y al Concejo de Cajamarca para que inicien la ruta de formulación del EOT con sus determinantes ambientales, especialmente acogiendo los resultados de la Consulta”, dijo Cardoso.

Sobre este tema el alcalde Pedro Marín, indicó que se ha avanzado en el tema y precisó que la Universidad de Ibagué, hizo algunos estudios y que está cerca de tener personas idóneas para que terminen la estructuración del proyecto. “No podemos hacer un convenio con cualquier empresa, entendiéndose que antes se han hecho estudios que no han sido satisfactorios”.

Añadió, que el municipio está a la espera del estudio de remoción en masa, el cual fue financiado por el Gobierno nacional. “Que digan que no queremos hacerlo, están errados y creo que la mayoría de municipios en el Tolima están teniendo dificultades con este tema”.

Marín manifestó que espera que a fines de este año, estén culminando el proceso y que se necesitaría cerca de $100 millones para ello.

Y ante la posible nueva solicitud de Anglogold Ashanti de hacer una nueva sustracción “el pueblo de Cajamarca ya tomó una decisión y no nos queda otra cosa que incorporarlo al EOT”.

 

Pronunciamiento de la empresa

A través de un comunicado de prensa Anglogold Ashanti informó que reitera el respeto a la ley y a los resultados de la consulta popular de Cajamarca, también, que teniendo en cuenta que instituciones como el Consejo de Estado, la Corte Constitucional y otras autoridades administrativas se encuentran resolviendo el alcance de las decisiones tomadas por el mecanismo de la consulta popular, la compañía continúa realizando las actividades a las que está obligada a la ley minera y el contrato de concesión. 

 

Permisos vigentes

Actualmente, existen 14 permisos para adelantar actividades de exploración en las veredas La Paloma y La Luisa, de ellos, nueve son de ocupación de cauce. En seis, la empresa hizo desistimiento. También, están activos la guía minero ambiental y el premiso de vertimientos. Tras la resolución, se da inicio a una revisión técnico jurídica.

 

Ambientalistas piden Respeto a la resolución

Para Renzo García, integrante del Comité Ambiental en Defensa de la Vida, el riesgo nuevamente recae sobre la Reserva Forestal Central, hecho que va en contravía de los resultados de la consulta adelantada el año anterior e indicó que la resolución de la Corporación, es la primera decisión de una autoridad ambiental del país, que ratifica la voluntad del pueblo. “Nosotros vamos a seguir insistiendo en que no somos una dictadura minera, en que la Agencia Nacional de Minería, la misma Anglogold y el Gobierno nacional, tienen que respetar la Constitución y las leyes, y un mandato popular”, precisó.

Por otra parte, Robinson Mejía uno de los promotores de la consulta, indicó que la Alcaldía está en mora de hacer el ajuste al EOT y a pesar de que continuamente hace solicitudes para conocer los avances, la respuesta es que “la decisión se va a adoptar, pero al día de hoy no conocemos un documento o borrador que nos permita creer que esa situación va a ser sí”. Y con respecto a la multinacional, no le sorprende la información teniendo en cuenta que en junio de 2017 también solicitó un permiso temporal para hacer una sustracción en área de la Reserva Forestal Central, petición que fue negada por MinAmbiente.

XIMENA VILLALBA C.

Comentarios