Comunidades del norte nuevamente le dicen a Cortolima: “No a Hidrototare”

Comunidades del norte nuevamente le dicen a Cortolima: “No a Hidrototare”
Los ambientalistas y ciudadanía argumentaron que se está exponiendo a la comunidad a graves consecuencias por una remoción en masa.
JORGE CUÉLLAR - EL NUEVO DÍA
La otra intranquilidad de las comunidades es que la licencia entregada le abra la puerta a los intereses mineros que hay en la zona.
Foto: JORGE CUÉLLAR - EL NUEVO DÍA
16 Nov 2019 - 3:01am

El Concejo y la Personería de Anzoátegui radicaron ante Cortolima un recurso de reposición en contra de la resolución 3720, mediante la cual se entregó la licencia ambiental al proyecto de generación de energía eléctrica Hidrototare. Entre los argumentos expuestos están que la autoridad ambiental no habría tenido en cuenta la zonificación ambiental del Pomca del río Totare, tampoco, los usos del suelo establecidos a través del Esquema de Ordenamiento Territorial.

Diego Alejandro Zuluaga, consejero de la Cuenca del Totare, explicó que además en el Estudio de Impacto Ambiental, EIA, presentado por la empresa Hidrogeneradora Pijao S.A.S. se hace referencia a que se identificó como amenazas del proyecto “la erosión y remoción de masa, el vulcanismo, la sismicidad y las inundaciones”, se detalla en el estudio.

Igualmente, en el documento se señala que en el Plan de Ordenamiento y Manejo de la Cuenca, Pomca, del río Totare de Cortolima indica que “la vertiente sur de la cuenca, en la zona donde se plantea la ubicación de Hidrototare, posee alta amenaza por remoción en masa”.

Por lo que la recomendación del Pomca es no utilizar el área para usos productivos “puesto que existe una probabilidad importante de ocurrencia que implicaría la pérdida de inversiones, vidas e infraestructura, eso lo dice el proyecto piloto al ajuste parcial a la zonificación ambiental del Pomca del río Totare en la página 19”, expuso Zuluaga.

Además, recordó que existen cuatro declaratorias de emergencia “en las veredas Buenos Aires y Santa Bárbara que son áreas de intervención directa del proyecto, en los años 2008, 2010 y 2011. Es decir que son fenómenos recurrentes en esta zona”.

Además de ello, el EOT vigente de Anzoátegui establece como uso prohibido en esa área “cualquier actividad de tipo industrial o minera, nos parece supremamente preocupante que en este momento Cortolima no reconozca que la actividad que se va a realizar con Hidrototare sea de uso industrial cuando ellos (empresa) dentro del Estudio de Impacto Ambiental dicen expresamente que va ser de uso industrial la actividad que van a realizar”, dijo el ambientalista.

En este tema de remoción en masa, la Hidrogeneradora también relaciona en el EIA “la bocatoma, el desarenador, los portales de entrada y salida, la tubería de presión, la casa de máquinas y la vías de acceso a la PCH Hidrototare pueden resultar afectadas”.

 

“No a Hidrototare”

Ayer en la tarde el presidente del Concejo de Anzoátegui, Pablo José Céspedes, junto a la personera Lady Paola Rodríguez radicaron en la Corporación el recurso de reposición, actividad en la que estuvieron acompañados por el total de cabildantes de Anzoátegui, al igual que, de habitantes de Venadillo, Alvarado, Santa Isabel e Ibagué.

Céspedes indicó que el documento entregado fue socializado y avalado por el pleno del Concejo, de la misma forma se dio a conocer a la comunidad y en horas de la mañana se hizo una marcha con los ciudadanos y estudiantes.

Agregó que les preocupa las veredas Santa Bárbara y Buenos Aires, “declaradas zonas de alto riesgo por remoción en masa, por lo tanto no son aptas para (actividades) de minería e industria, nos preocupa que pueda afectar a los habitantes”.

También, precisó que por EOT el área de interés del proyecto “está declarada en zona de riego, hubo varias evacuaciones, inclusive entre el 2008 y 2011 se tuvo que reubicar más de 400 personas”.

Mientras que la representante del Ministerio Público expresó que si se llegara el caso que Cortolima “se pasara el EOT por alto y tenemos que llegar hasta el Consejo de Estado para que esto no se haga y se tenga en cuenta los derechos fundamentales, al medio ambiente”, se harán sentir.

Pero las opiniones no solo están a nivel regional, muestra de ello es que el senador Gustavo Petro a través de su cuenta de Twitter opinó que “es una tontería hacer una hidroeléctrica en el norte del Tolima cuando en el desierto de la Tatacoa en el norte del Huila se podría construir una gran granja de generación de energía solar del mismo tamaño y de la misma capacidad, pero más barata”.

 

El tolima tendría potencial para generar energía eléctrica

Por su parte, el director de Cortolima, Jorge Enrique Cardoso, indicó que es respetuoso de las protestas ciudadanas, pero en este caso se estaría dando una información que no es la adecuada al expediente “ni al objetivo del Estudio de Impacto Ambiental que la Corporación aprobó”. Reiteró que la licencia ambiental entregada para el proyecto Hidrototare, que corresponde a una Pequeña Central Hidroeléctrica, PCH, cumple con los requisitos “que establece los términos de referencia aprobados por la Nación para esta clase de proyectos”, de la misma forma que el río Totare está “sano y puede prestar el servicio de generación de energía a través de una obra de captación lateral a filo de agua”.

Otro de los argumentos de defensa es que actualmente en el Tolima hay 17 presas destinadas a diferentes actividades, entre ellas, los distritos de riego para arroz.

“En el Tolima se está abonando una estrategia de egoísmo ambiental, miren el informe de la Unidad de Planeación Minero Energética, en el cual el departamento es el segundo con mayor potencialidad de generación de energía eléctrica bajo estas estrategias. Las PCH son mecanismos amigables con el medio ambiente”.

En cuanto a los argumentos de los problemas de remoción en masa en la zona y el uso del suelo, Cardoso respondió que “el concepto de uso del suelo y establecimiento de riesgo alto por remoción en masa tiene unas condiciones geológicas que se privilegian para las actividades superficiales y allí lo que se aprobó en el diagnóstico ambiental de alternativas en 2014, fue que la mejor opción era un túnel”.

Y a la pregunta de que si realmente hay un conflicto de intereses porque el suegro del Ministro de Vivienda es representante de Hidrogeneradora Pijao S.A.S, el director expresó que “en el expediente no hay debidamente registrado algún escrito de recusación o declaración de impedimento, el suscrito director no tiene ningún impedimento para dar esa clase de autorizaciones”.

 

Conflicto de intereses

En el plantón hecho frente a las instalaciones de la autoridad ambiental, se recordó que Daniel Iván Benítez Mallarino, representante legal de la Hidrogeneradora Pijao S.A.S. dueña de Hidrototare, es el suegro del actual ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, situación que generaría un conflicto de intereses. De la misma forma, se mencionó el supuesto ‘lobby’ que Benítez Mallarino habría hecho en su momento con alcaldes de la región.

Otro cuestionamiento de los manifestantes es que Guillermo Rojas, uno de los contratistas de Cortolima que firmó el concepto técnico de evaluación y seguimiento del proyecto, es el mismo que prestó sus servicios en el apoyo técnico en el diagnóstico ambiental de alternativas del proyecto, documento que fue entregado a la autoridad ambiental. Esta última información fue publicada por Noticias Uno en febrero de este año.

Publicada por
EL NUEVO DÍA