Cortolima pone en “cuidados intensivos” a los ríos Cucuana y Coello

Cortolima pone en “cuidados intensivos” a los ríos Cucuana y Coello
Mientras que la Corporación argumenta que los dos afluentes están en alto riesgo por la sobreexplotación, los propietarios de los 18 títulos suspendidos manifestaron que fue una decisión “a la ligera”.
SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
En el río Cucuana es evidente la escasez de material, tanto así que solo se ve su lecho.
Foto: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
5 Dic 2018 - 3:01am

Por el “desorden indiscriminado” que tendrían varios propietarios de títulos mineros en los ríos Cucuana y Coello, Cortolima junto a la Agencia Nacional Minera, ANM, suspendió a través de la resolución 3664 las actividades extractivas de 18 títulos de arenas y gravas.

El director de la autoridad ambiental, Jorge E. Cardoso explicó que es una medida preventiva y transitoria que se adopta “para preservar el cuerpo de los ríos que están siendo objeto de explotación y en algunos casos de sobreexplotación”.

 

Hallazgos ambientales

Lo reportado por la corporación, se relaciona con diferentes situaciones que ya habían sido reportadas por la comunidad, entre estas, que algunos mineros operan en áreas que no han sido autorizadas ni por Cortolima o la ANM, también, en algunos tramos de los revisados se encontraron estructuras no permitidas sobre el cauce para retener el material de arrastre.

En el caso del río Coello, se creó un carreteable en la margen izquierda del río, intervención que genera impactos como cambios de la dinámica del afluente y pérdida de cobertura vegetal.

Además, en el sector del alto de Gualanday aguas abajo se evidenció la disminución del caudal, “dada la captación en la presa de Usocoello a la altura de Gualanday”, precisa la resolución. Y se agrega, que dicha captación provoca que el río “pierda capacidad de arrastre por su bajo volumen de agua, lo que impide que la masa de agua pueda realizar transporte y recarga de material”.

 

Situación del ‘Cucuana’

En el caso de este afluente que baña los municipios del sur del departamento, se estableció que abajo de la presa Corea se encontró una “significativa disminución del caudal” y en segundo lugar “la falta de material de transportado el cual permite observar el lecho del río”.

La resolución resalta que en el sector conocido como Hato de la Iglesia no se presenta extracción de arenas o gravas, pues al parecer, la presa Corea lo retiene aguas arriba, interrumpiendo el proceso natural de depósito a lo largo del río.

Dicha situación estaría provocando una sobreexplotación de materiales aguas abajo, lo que altera las condiciones naturales del afluente.

“La Corporación hace un llamado de atención a los empresarios mineros para que cumplan una serie de requisitos y le den un respiro al río en virtud a que hay una buena temporada de lluvias, que puede permitir la recarga adecuada de arenas y gravas”.

 

‘Un golpe’ de fin de año

Los operadores y propietarios de títulos mineros expresaron su preocupación, ya que la medida generó un efecto dominó, pues son cientos los empleos directos e indirectos los que se afectan.

“Es una medida a la ligera, nosotros somos los últimos del río Coello, afluente que tiene 140 kilómetros de recorrido y estamos en los últimos ocho, no creemos que estemos afectando el cauce del río.

“Fue en el peor momento, tenemos deudas que pagar y debemos suspender contratos de trabajo, prácticamente quedan más de tres mil personas sin empleo”, comentó Luis Carlos Enriquez, quien opera un título que le permite trasladar el material a Bogotá.

El ciudadano, agregó que no entiende que si ellos están cumpliendo con la ley, el por qué de la sanción, “nos cogieron con las manos abajo”.

De otra parte, Henry Alvarado, asesor minero comentó que económicamente es un golpe grande y que a los empleados deberán “enviarlos para la casa”, y aunque Cortolima informó que la medida es transitoria y puede durar unos meses, Alvarado comentó que es incierto porque dependen de las recarga natural y la tramitación ante la corporación.

Para estas dos personas, la entidad ambiental actuó de manera inadecuada, pues por el error de unos pocos, terminaron generalizando las responsabilidades.

 

Los sancionados

El director de Cortolima, Jorge E. Cardoso, explicó que previo a la suspensión, se adelantaron los requerimientos respectivos de carácter ambiental, los cuales fueron incumplidos. Precisó que cuatro títulos pertenecen al río Cucuana y los restante al Coello. “Es vergonzoso que algunos empresarios no sean consecuentes con las responsabilidades mineras que les está entregando el río”. Por el lado del Cucuana, entre los títulos suspendidos está Garco Ltda, A&G Arenas y Gravas de Colombia S.A.S. Y en Coello, Triturado y Obras Civiles S.A., Comamfer Ltda., Pavimentos Colombia S.A. Triturados del Tolima Ltda y la Sociedad Cayto Tractor Ltda.

Los propietarios además de esperar la recarga natural, deberán cumplir con un listado de medidas complementarias de control y seguimiento, en el listado está establecer un protocolo de explotación en el que se encuentre la cantidad de material en oferta, con el objetivo de proteger el río, asimismo, deberán realizar un levantamiento topográfico y batimétrico semestralmente. Mientras que a Usocoello, le exigen cumplir con la totalidad de las obligaciones impuestas en la resolución 023 de 19 de enero de 2015.

Publicada por
XIMENA VILLALBA C.