Con ‘quejatón’ profesores buscan mostrar las falencias de Tolihuila

Con ‘quejatón’ profesores buscan mostrar las falencias de Tolihuila
Docenas de usuarios del magisterio radicaron su queja ante el sindicato Sutet - Simatol e hicieron un plantón para exigir que les entreguen un servicio de calidad, como quedó establecido al momento de que la Fiduprevisora S.A. contrató los servicios con dicha Unión Temporal.
HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
Desde las 10 a.m. hasta el mediodía se adelantó el ‘plantón’ sobre la carrera Quinta con calle 25.
Foto: HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
23 Mayo 2019 - 3:01am

Temas como la falta de programación de citas médicas, la no entrega de medicamentos oportunamente, el represamiento de cirugías y el cierre de puntos de dispensación de medicamentos, encabezan el listado de las quejas que entregaron los maestros de Ibagué por la presunta deficiencia del servicio de la Unión Temporal Tolihuila. La ‘quejatón’ que se hizo de manera simultánea en diferentes municipios de la región, tuvo el objetivo de hacer un reclamo masivo y exigir la prestación de un servicio óptimo en salud.

El secretario de Derechos Humanos del sindicato Sutet - Simatol, Álvaro Huertas, explicó que en el ‘plantón’ participaron todos los sindicatos que a nivel nacional tienen deficiencias con el servicio que reciben y que el reclamo se base en el contrato firmado por la Unión Temporal Tolihuila, la Fiduprevisora S.A. y el Ministerio de Educación.

“El plantón quejatón consiste en recoger las quejas soportadas por escrito de los educadores que han tenido problemas e inconvenientes en la prestación del servicio, esta actividad está orientada por Fecode, estamos preparándonos para que en próximas ocasiones, si esta situación no mejora, lo más probable es que se vaya a un paro de 24 o 48 horas”, dijo el sindical.

Agregó que sería oportuno dialogar con los directivos de Tolihuila para evaluar los hechos de inconsistencia como el represamiento de cirugías, la falta de asignación de citas con especialistas, los pendientes en medicamentos que quedan en las fórmulas, entre otros.

Huertas dijo que en los municipios, el plantón se hizo frente a las entidades en donde les prestan el servicio, luego se procede a tabular los datos y organizarlos por estadísticas, el resultado se enviará la Fiduprevisora S.A., Superintendencia Nacional de Salud y el Ministerio de Educación.

Una situación reportada por los maestros desde las poblaciones, es que desde el 30 de abril se cerró la dispensación de medicamentos en Dolores, Guamo, Purificación, Natagaima, Suárez, entre otros.

 

“No le trasladen sus problemas a los

usuarios”: Supersalud

En visita reciente del superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal, le reclamó a la encargada de la coordinación Regional de Red de Tolihula, Esperanza Castro Torres, sobre las deudas que tendría la entidad con la red de atención.

A lo que ella respondió con una corrección y le dijo que las deudas son del anterior contratista no de Tolihuila. El funcionario le contestó “yo si le entendí estoy hablándole de esas deudas, lo único que le pido Esperanza es que no le traslade su problema a los usuarios, usted tiene que atender con oportunidad”.

Pero el ‘jalón de orejas’ no paró allí, pues al hablar de medicamentos, la Coordinadora le indicó al Supersalud que los problemas no estaban relacionados con la cartera, sino con una situación legal de la IPS que les prestaba el servicio. “Como lo aclaré nuestra red dispensadora era un prestador con 40 puntos de dispensación que tuvo un problema legal y es la red que estamos reponiendo”.

A lo que Aristizábal le dijo que en la vida se deben reconocer los inconvenientes para llegar a las soluciones, “usted aquí evidenció un problema grave, a usted no la tienen bien referenciada, no está atendiendo bien, no hay oportunidad en calidad, algo está pasando, esto le sirve para que enderezca o si no me servirá a mí, para tomar otro tipo de decisiones”.

Es de recordar que Tolihuila le adquirió el servicio de medicamentos a Fundasalud IPS desde el 2014 hasta el 31 de enero de este año, entidad que se vio envuelta en el escándalo de un presunto cartel de la hemofilia y una red de falsificación de medicamentos a mediados de marzo.

Asimismo, que la Unión Temporal se hizo cargo de la compra y distribución de los medicamentos desde el primero de febrero, sin embargo, las falencias se siguen registrando.

Publicada por
XIMENA VILLALBA C.