Hospital Carlos Torrente Llano, avanza en su recuperación

TOMADA DEL FACEBOOK HOSPITAL CARLOS TORRENTE LLANO - EL NUEVO DÍA
La gerente del hospital en Santa Isabel, Mayte Samor Sánchez Otálora, contó que una debilidad financiera que tenía la entidad cuando la recibió en 2016, era la falta de depuración de cartera, pues existían deudas de las EPS desde 2010 que no estaban claras, situación que mantuvo a la entidad en riesgo financiero alto.

Una vez se logró aclarar el panorama, la cartera real ascendió a los $400 millones, “pero dentro de esos estaban las deudas de EPS en liquidación, que es un tema que agudiza a todo el sector salud”, dijo la gerente.

Aunque se inició el cobro el 2016 y 2017 fueron años difíciles, “hasta junio de 2018 el panorama era incierto porque, que le cumplan a uno las EPS los pagos, es complicado”, agregó.

Tras la insistencia y gestión administrativa, a fines de esa vigencia Nueva EPS hizo un giro cercano a $60 millones, ejercicio al que se sumaron otras entidades, logrando así que el hospital Carlos T. Llano, lograra registrar por ingresos en un mes $190 millones.

Otras medidas adoptadas para superar la crisis fueron controlar el gasto, manteniendo el personal necesario y contratar solo los insumos que se necesitaban para funcionar.

“La contención del gasto y la recuperación de cartera nos permitió sanear pasivos de vigencias anteriores. En el momento tenemos pasivos de $30 millones”, comentó.

Sánchez enfatizó que sin contar con apoyo económico del Gobierno departamental o nacional, hasta el momento, la entidad logró pasar de riesgo alto financiero a bajo.

EL NUEVO DÍA

Comentarios