En vereda de Icononzo solicitan cambios de postes de luz que están por colapsar

TOMADA DE INTERNET - EL NUEVO DÍA
Con angustia, habitantes de la vereda La Fila manifestaron temer por la seguridad de niños y animales, debido al mal estado de los postes de luz que iluminan el territorio.

“Las cuerdas de tensión están muy bajitas y los postes se están pudriendo”, comentó Fideligno Ávila Ramírez, representante legal de la Asociación de Trabajadores Urbanos y Rurales ‘Constructores de Paz’, y habitante del sector.

Según Ávila quien también es veedor, se han hecho las solicitudes correspondientes a Enertolima, pero no han atendido el llamado del cambio.

“Hace como un mes hicieron un mantenimiento con una especie de caucho alrededor, pero son postes que están desde 1990; se necesita actuar ya para el cambio”, agregó.

Igualmente, Luis González, presidente de la Junta de Acción Comunal de La Fila, comentó que hace varios meses hizo la solicitud, “hay unos postes que se rompieron y los tienen amarrados con palos para que no se caigan, otros están ladeados por la fuerza de tensión de las cuerdas, y uno no sabe a dónde dirigirse, hemos puesto esa queja miles de veces y no nos atienden”, agregó.

Serían alrededor de 50 postes los que necesitan ser cambiados, muchos se encuentran a una baja altura porque han debido cortarse por su mal estado.

No obstante, este no es el único problema que presenta la comunidad, en las últimas semanas han tenido que padecer los constantes cortes de luz.

Según los quejosos, el servicio se suspende de ocho a nueve horas retrasando sus actividades diarias, especialmente en la construcción, y ha generado daños en los electrodomésticos.

“Hasta tres y cuatro días duran los cortos, incluso la vez pasada se nos dañó un televisor y a varios vecinos se les han dañado neveras”, comentó González.

Recalcó que para época de invierno se va la luz todo el día y regresa hasta las 3 o 4 de la tarde del día siguiente.

Alrededor de 200 personas componen la comunidad que hoy llevará a cabo una asamblea para hacer el balance de las pérdidas.

EL NUEVO DÍA

Comentarios