PUBLICIDAD

Estudiantes trabajan la memoria histórica de la Casa Monroy Uribe

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Carolina Rodríguez y Kevin Páramo son dos jóvenes que están finalizando su carrera de Arquitectura en la Universidad del Tolima, por lo que decidieron apostarle en su proyecto de grado a la reconstrucción memorial de la Casa que tiene gran valor histórico.

“La Casa Monroy Uribe fue de una familia muy reconocida en Armero, y marcó un hito en la historia de la arquitectura naciente”, comentó Rodríguez.

Lamentablemente la avalancha también se llevo este patrimonio cultural que fue de gran ayuda para los visitantes de Armero, debido a que también funcionó como hostal.

“Mi mamá era una mujer antioqueña muy amiga de todo el mundo, por ende su casa era muy visitada por sus amigos. Cuando mis hermanos y yo salimos a la Universidad, ella la convirtió en un hostal. Allí iban muchas familias que habían dejado de vivir en Armero a causa de la violencia, pero debían ir a ver sus fincas”, contó Luis Fernando Monroy Uribe, hijo.

En la Casa también se hospedaron estudiantes de Medicina que desarrollaban sus prácticas en el Hospital de Armero; Floro Monroy, quien fue gerente del Banco de Bogotá y Triviña Uribe eran los propietarios.

“Lo que nosotros queremos hacer es un memorial, una pieza arquitectónica dedicada al no olvido y a la remembranza”, agregó Rodríguez.

La reconstrucción de la casa está basada en anécdotas, debido a que las instalaciones tenían varias zonas sociales en las que se reunían amigos y familiares.

También se hace un homenaje a sus propietarios quienes fallecieron en ella durante la avalancha.

“Esto lo logramos a través de las historias de la familia y con un video que ellos tenían de 1980”, refirió Rodríguez.

Los hijos de la familia expresaron su felicidad por la elaboración del proyecto que se denomina ‘El jardín de la vida’.

“Estoy emocionado con el manejo que se hace con ese memorial; en la construcción material se exaltan los valores familiares y las personas que allí vivieron con una connotación importante lo que era un hogar”, finalizó Monroy.

EL NUEVO DÍA

Comentarios