Presuntas irregularidades del PAE en Icononzo se denunciaron ante la Fiscalía

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
El personero de Icononzo, Fernando Ramírez, habló sobre las posibles irregularidades que evidenció en el servicio del Programa de Alimentación Escolar, PAE, en 30 instituciones educativas de este municipio durante el 2018.

Asimismo, explicó que el caso no solo está reportado ante la Procuraduría, sino que también compulsó copias en la Fiscalía, porque el hecho podría ser un presunto delito en contra de la administración pública.

El representante del Ministerio Público, narró que la investigación la inició tras una queja verbal que recibió de un docente de la vereda la Georgina, este le dijo que los refrigerios “no estaban llegando completos, llegaban descompuestos (y) con fechas de vencimiento”.

Ante el hecho, Ramírez inició en noviembre la indagación en 30 instituciones, labor en la que encontró varias inconsistencias. “Los panqués y panes, descompuestos con hongos, la fruta descompuesta, la leche con vencimiento. El refrigerio dentro del municipio era pésimo”.

Los casos fueron identificados en veredas como La Fila, Mundo Nuevo, Balcones, El Mesón, Santuario, Chaparro, El Triunfo, Guanitos, Yopal, entre otras.

Ante la problemática, el personero le solicitó a la Secretaría de Educación del Tolima los informes de supervisión del PAE para Icononzo, petición que según él no fue respondida.

Debido a ello, en diciembre la Personería procedió a llevar la denuncia ante otras instancias, “compulsé copias, ya que el Ministerio Público, en este caso el Personero, es competente frente a los funcionarios públicos del municipio, pero como en este caso provienen recursos del nivel nacional y departamental, esta situación ya le compete a la Procuraduría Regional.

“Compulsé copias a la Defensoría del Pueblo, a la Procuraduría, Contraloría y a la Fiscalía (por) delitos en contra de la Administración Pública”, dijo Ramírez.

Asimismo, el personero hizo referencia que en una reunión hecha en enero de este año en Ibagué, expuso la situación directamente ante el Secretario de Educación y el contratista, “pero no le pusieron mucho cuidado, lo que me preocupó”.

Y pasados cerca de seis meses de la denuncia, se conoció que la Procuraduría abrió una investigación disciplinaria en contra del jefe de la cartera de Educación Jairo Cardona y de María Cristina Arias, quien para la época de los hechos estaba vinculada a la Dirección de Cobertura Educativa y era la supervisora del contrato.

EL NUEVO DÍA

Comentarios