En búsqueda de gerente para el ‘Fedelleras’

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
El gobernador Óscar Barreto Quiroga, como presidente de la Junta Directiva del centro hospitalario, deberá asignar a un nuevo gerente a partir del 2 de agosto.

Con el levantamiento de la intervención forzosa que tiene la Superintendencia Nacional de Salud, Supersalud, sobre el hospital Federico Lleras Acosta, la pregunta es quién tomará las riendas administrativas del principal centro hospitalario Departamento.

EL NUEVO DÍA conoció que en el ‘sonajero’ de opcionados están Jaime González, actual gerente del hospital San Juan de Dios en Honda; Nelly Arzuza exgerente del hospital San Rafael del Espinal, Luis Eduardo González, director de Seguridad Social de la Secretaría de Salud del Tolima y la actual gerente del San Rafael, Carmen Patricia Henao.

La trayectoria y gestión de cada uno de ellos fue evaluada directamente por el gobernador Óscar Barreto Quiroga, quien volverá a ocupar el puesto de presidente de la Junta Directiva del Federico Lleras Acosta a partir del viernes.

Tras analizar los perfiles, la balanza estaría inclinada hacia el director de Seguridad Social, Luis Eduardo González, quien fue designado por el mandatario seccional para estar frente al proceso de empalme.

En el campo laboral se conoce que se desempeñó como Jefe de Contratación de la Clínica Minerva S.A. entre agosto de 2014 y noviembre de 2015, también, estuvo vinculado en la Secretaría de Hacienda de la Alcaldía de Ibagué durante siete meses en 2014 y como abogado de la Administración municipal por seis meses en 2015. En 2016 se unió al gobierno Barreto.

 

Indagaciones

En 2018 la Contraloría abrió una indagación de responsabilidad fiscal por $56 millones en contra de la secretaria Sandra Torres y Luis Eduardo González en calidad de asesor, entre otros funcionarios. El motivo una presunta irregularidad en un contrato que hizo el Departamento y el hospital San Juan Bautista de Chaparral en 2016 para temas de prevención de enfermedades como el zika y el chikungunya.

La apertura se hizo porque supuestamente la Secretaría generó un doble pago, por el concepto de gastos operativos dentro del contrato, lo que habría generado un daño fiscal.

Por parte de la Procuraduría, en ese mismo año se conoció una investigación preliminar por un presunto doble pago de medicamentos a la Corporación IPS Hospital, transacción que superó los $2 mil millones. Entre los investigados estuvieron la Secretaria de Salud y González como director de Seguridad Social.

Y el Ministerio Público, informó sobre una investigación que buscaba determinar si algunos funcionarios, entre ellos, la secretaria Torres y González estuvieron involucrados en un caso en donde posiblemente se utilizó dineros públicos para pagarse estudios de maestrías sin cumplir con los requisitos.

 

Reuniones previas

 Por otra parte, el viernes anterior, el gobernador Barreto Quiroga sostuvo un encuentro con el superintendente Fabio Aristizábal Ángel, para solicitarle un acompañamiento que permita que las EPS cumplan con los acuerdos de pago y no se disminuya la recuperación de cartera que se tiene proyectada. Según la secretaria de Planeación, Olga Lucía Alfonso, la respuesta de Aristizábal es la designación de un funcionario que ayudará a garantizar los compromisos de las EPS.

En cuanto al estado financiero de la entidad, Alfonso contó que aún no se tiene un reporte definitivo, “sin embargo, en la última información que recibimos hace como un mes, encontramos que el hospital aún tiene un déficit de operación”.

Agregó que los ingresos y recaudo mejoraron, pero esto se debería a los acuerdos que logró la Supersalud con los deudores.

“Vamos a esperar, porque uno conoce realmente de fondo la situación, cuando ya está al interior revisando los procesos y cómo están exactamente los gastos”, precisó.

En cuanto a la posible inyección de recursos, la Secretaría señaló que es necesario el respaldo financiero del Gobierno nacional para lograr ejecutar los proyectos que ascienden a $40 mil millones, inversión que permitiría que la entidad sea de alta complejidad. 

XIMENA VILLALBA C.

Comentarios