1600 hectáreas de vegetación quedaron destruidas con incendio en Natagaima

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Una extensa conflagración que tuvo que ser atendida en varios días, arrasó con más de 1600 hectáreas entre pasto, forraje, arbustos y árboles nativos en sector rural de Natagaima.

También hubo afectación a cuencas, ojos de agua y partes de la quebrada Naturco.

“El incendio se presentó en la comunidad indígena del Rincón Anchique, en el resguardo indígena San Miguel y en parte de la comunidad del Vaticano, además la afectación se extendió hacia el municipio de Coyaima”, afirmó Ernesto Liz Navarro, comandante de Operación y Seguridad Industrial del Cuerpo de Bomberos de Natagaima.

Para lograr atender las llamas, entidades como la Defensa Civil de Natagaima, Cortolima, el Cuerpo de Bomberos de Ibagué y la Administración Municipal, debieron trabajar en conjunto para erradicarlas antes de que siguieran avanzando; asimismo el apoyo de la comunidad fue fundamental.

 

Varios días de incendio

La conflagración que había sido atendida en días anteriores se reactivó horas después, “el miércoles se hizo un trabajo pero al parecer quedó mucho colchón de hojas, y a pesar de que hubo llovizna y por ende pensamos que se había extinguido, se reactivó en horas de la tarde, en tres focos”, agregó el Comandante.

Esta vez las llamas superaron las consecuencias de quemas anteriores.

“En ese sector todos los años sucede lo mismo, intentan hacer quemas controladas pero siempre dejan afectación de 300 a 400 hectáreas, y esta vez se desbordó tanto que hubo afectación hasta Coyaima”, refirió Liz.

El incendio se logró extinguir el sábado sobre las once de la mañana, después de una larga jornada de mitigación.

Para atender esta catástrofe natural se logró el trabajo mancomunado de la Alcaldía y el Cuerpo de Bomberos de Natagaima, entidades que en este momento están en discordia por el uso que se le da a el carro de bomberos y la firma de un convenio que no se ha concretado.

EL NUEVO DÍA

Comentarios