Doima sigue a la espera de una nueva fuente de agua

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Las continuas dificultades de los más de dos mil habitantes para acceder al servicio, originó una vez más el interrogante de cuándo se contará con un nuevo pozo. Según el Alcalde la obra estaría lista antes de noviembre.

Luego de una semana, el desabastecimiento de agua en Doima ya estaría siendo superado según declaraciones entregadas por el alcalde Pedro Bocanegra.

Sin embargo, los doimunos se siguen preguntado en qué va el proyecto de construcción, ampliación y optimización del acueducto, que tendría una inversión superior a los mil millones de pesos.

La falta de agua en este corregimiento de Piedras, generó varias quejas debido a que es un problema frecuente y porque, al parecer, la necesidad fue utilizado para fines políticos. A través de redes circularon videos en los que aparecen personas agradeciendo la entrega de agua al candidato a la alcaldía de esta población Julio Góngora.

Sin embargo, en una reunión convocada por la junta de la asociación encargada del acueducto comunitario, se mencionó que los carrotanques que llevaron el líquido, se cumplió por la gestión de la Administración municipal.

En cuanto al daño, el mandatario Bocanegra comentó que el pozo profundo de donde se extrae el agua está cumpliendo la vida útil, “el tema de la bomba es constante, solo fueron cuatro días muy duros, tuvimos un plan B donde nos unimos con la junta del acueducto y llevamos el agua mientras se identificaba el daño”, refiriéndose al apoyo del cuerpo de bomberos de Ibagué y Alvarado.

Precisó, que se desplazó a Bogotá el jueves a traer un nuevo motor, por lo que el servicio se empezó a restablecer el viernes.

 

¿Y el nuevo pozo?

Algunos concejales le indicaron a esta redacción que desconocen los avances del proyecto, asimismo, que aunque han intentado hacer control político, no ha sido posible, porque los funcionarios no asisten.

El cabildante Hernando Jiménez Ñungo dijo que el proyecto habría durado cerca de seis meses en abandono, de la misma forma, que en mayo citó al Secretario de Planeación e Infraestructura pero, “no hizo presencia, (para) responder las preguntas, entre ellas sobre el contrato del pozo profundo y ni siquiera se dignó a enviar excusa”.

Ante las dudas que persisten y la falta de un servicio constante en el sector, Jiménez Ñungo mencionó que se volvió a citar al funcionario y señaló que la escasez del líquido en sectores como Doima, Campoalegre, Las Villas y Las Cabras “tiene nombre propio, es el alcalde Pedro Antonio Bocanegra”.

Otro cuestionamiento es por qué la Administración municipal no permitió que la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo del Tolima, ejecutara la obra.

Esto, teniendo en cuenta que los estudios y diseños fueron entregados en 2017 tras solicitud del Municipio, motivo por el cual la Edat perdió competencia sobre la inversión que asciende a los mil 344 millones de pesos.

 

Las obras se habrían retomado

 El mandatario Pedro Bocanegra explicó que la obra se está haciendo con recursos propios, asimismo que la administración de la Gobernación de 2012 - 2015 contrató a nivel departamental unas consultorías, que incluyó estudios y diseños. “¿Qué hicimos nosotros?, conseguir los recursos. Durante el proceso, tuvimos inconvenientes con el diseño, solicitamos que se aclarara, pero desafortunadamente debido a esas (dificultades) administrativas (...) una de las recomendaciones fue parar hasta que no se solucionara el problema”. Bocanegra precisó que luego de varios comités técnicos, se superaron los problemas y se reactivó el proyecto, el cual lleva en la actualidad un avance del 50%. También, señaló que la meta es tenerlo culminado en corto tiempo para que preste un servicio alterno.

XIMENA VILLALBA C.

Comentarios