Continúa alerta por sequías e incendios forestales en el Tolima

HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
Por estos días en el Departamento se han incrementado los incendios forestales y los niveles de los ríos han disminuido considerablemente. Las autoridades mantienen la alerta naranja en todo el territorio.

La situación más crítica se ha dado en los límites de Carmen de Apicalá, Melgar y Cunday, en los cuales se presentó una conflagración que consumió más de 80 hectáreas de vegetación.

“Estos municipios nos realizaron la respectiva solicitud de apoyo y nosotros hicimos la gestión de la ayuda helicoportada y de un pelotón especializado en incendios forestales de Tolemaida para mitigar la situación”, afirmó Andrea Mayorquín, directora de Gestión del Riesgo del Tolima.

Según Mayorquín, alrededor de 3.000 hectáreas se han perdido entre julio y agosto, mientras que en lo corrido del año 5 mil han sido consumidas por incendios forestales.

 

Disminución en los niveles de los ríos

Otro tema que preocupa a las autoridades es el de los bajos niveles de los ríos y afluentes. Juan Carlos Chavarro, alcalde de Ambalema, afirmó que el nivel del río Magdalena ha bajado de forma alarmante. También ha habido racionamientos en el suministro del agua potable.

José Crispín Guerra, alcalde de Purificación, informó que en su municipio dos veredas se han visto afectadas por las sequías y también se han tenido que realizar racionamientos en el servicio del agua potable.

Los ríos de varios municipios del sur del Tolima también se encuentran en niveles muy bajos, especialmente en Ortega, Coyaima y Natagaima.

Según el Ideam, Saldaña, Espinal, Alvarado, Venadillo, Coello, Mariquita, Coyaima, Falan, Piedras, San Luis, Santa Isabel, Suárez, Flandes, Guamo, Purificación y el Valle del San Juan se encuentran en alerta roja por cuenta de riesgo de conflagraciones.

 

Incendios controlados

Carlos Quiroga, secretario de Gestión de Riesgo del Tolima, informó que varias de las conflagraciones que se mantenían activas fueron controladas. “El incendio que había en Rovira fue atendido por bomberos municipales, en Coello se liquidó el incendio que se presentaba en las veredas El Caimito y Las Avispas, en Purificación, en el sector de La Vega, se controló un incendio más”.

Hasta el cierre de esta edición estaban activas algunas conflagraciones en Prado, Piedras, Mariquita y en Anzoátegui.

 

Un llamado de las autoridades

Cortolima y la Secretaría del Ambiente y Gestión del Riesgo han hecho un llamado a la comunidad para que ayuden en la protección del medio ambiente y a no hacer las mal llamadas quemas controladas.

“Todos los municipios y todas las alcaldías deben mantener activos los consejos municipales de gestión del riesgo. Hemos hecho una articulación con las alcaldías, la Gobernación y el Gobierno Nacional para contrarrestar los riesgos”, informó Andrea Mayorquín.

Según Ulises Guzmán, líder de Gestión del Riesgo de Cortolima, “el pasto está demasiado susceptible a incendios por su sequedad y por eso no hay que hacer quemas”. Quienes las realicen serán castigados con comparendos ambientales, informó.

“Incluso, en municipios como Coyaima, Natagaima, Ortega, Venadillo o Ambalema muchas personas están vendiendo el ganado porque no tienen qué darle a los animales”, afirmó el funcionario de Cortolima.

 

Dato

La Secretaría del Ambiente y Gestión del Riesgo ha entregado 4 vehículos de desplazamiento rápido con los que se espera que los municipios se ayuden en la atención de las emergencias. Hasta ahora Casabianca, Villarrica, Planadas y Fresno han recibido los vehículos. Se espera entregar otros 3 a Chaparral, Natagaima e Ibagué en el mes de octubre. 

EL NUEVO DÍA

Comentarios