Fuertes precipitaciones afectaron al norte del Tolima

SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍA
El vendaval que ayudó a apaciguar las llamas de algunas poblaciones, también generó daños en infraestructuras de esta parte del departamento.

La lluvia que fue considerada por muchos tolimenses una ‘bendición’ en medio de la ola de calor que se vive por estos días y, generado incendios en grandes proporciones de tierras, dejó en la madrugada de ayer serios daños, especialmente en sectores rurales y cascos urbanos del norte del departamento.

Con afectaciones en viviendas, vías y habitantes de municipios como Líbano, Venadillo, Villahermosa, Anzoátegui, Alvarado y Fresno, las autoridades locales manifestaron que atendieron las situaciones que dejaron varios afectados.

 

La emergencia

Llegada la noche del jueves, unas pequeñas gotas avizoraron las poblaciones que desde hace varios días venían padeciendo de una fuerte temporada de verano con la propagación de incendios a lo ancho y largo del territorio, ocasionando incluso pérdidas cuantiosas en cultivos y vida silvestre.

No obstante, entrada la madrugada del viernes un vendaval generó el destechado de viviendas, escuelas y caída de árboles en la vía que conduce a Anzoátegui. El recorrido de evaluación censó además la pérdida de enseres a decenas de familias en veredas y el casco urbano.

 

Las cifras

Aunque el reporte oficial de la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo informó de más de 50 estructuras averiadas en los municipios mencionados, aseguró que la cifra podría aumentar, aunque en compañía de autoridades de socorro como la Defensa Civil y bomberos se ha logrado recuperar varias infraestructuras y atender a los damnificados.

En Alvarado, un arroyo se llevó una vivienda en la vereda Vallesito y dejó cuatro heridos. Mientras tanto, en las veredas Cabecera del Llano y Balneario de las monjas el saldo arrojó dos viviendas destechadas y pérdida de enseres. Dentro de los afectados se encuentran dos menores de edad y dos adultos que fueron atendidos prontamente.

Por otra parte, en Anzoátegui, dos casas quedaron también sin techo, y la vía de entrada al municipio reportó la caída de varios árboles que hacia el mediodía de ayer eran retirados para normalizar el tránsito en la zona.

Venadillo presentó afectaciones en los barrios Pueblo nuevo, Caracolí y Protecho, mientras que en la zona rural en las veredas La Cubana, Nuevo Armero y Los Pinos un total de 30 casas resultaron averiadas.

En Fresno se reportó un deslizamiento de tierra en el casco urbano, pero no dejó afectaciones en estructuras ni personas heridas, no obstante, los organismos de socorro continúan evaluando el alcance y los daños. Ante el vendaval 40 viviendas resultaron afectadas pero el censo arrojará próximamente si la cifra aumenta.

Mientras tanto en Villahermosa, las veredas Nuevo Horizonte, La Estrella, La Esmeralda y El Resguardo reportaron daños en 12 viviendas y dos escuelas, interrumpiendo las actividades académicas de los centros educativos.

Sin embargo, al cierre de esta edición, esta redacción se comunicó con la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo del Tolima que reportó una novedad en Palocabildo, donde resultó una vivienda afectada en el barrio El Jardín, zona rural del municipio; mientras tanto, el censo continúa en el territorio tolimense.

 

Dato

En Alvarado, cuatro personas resultaron heridas, entre ellas dos menores de edad. 

 

Dato

La vía que conduce a Anzoátegui, que fue cerrada por la caída de varios árboles, era despejada ayer por las autoridades locales.

REDACCIÓN REGIONAL

Comentarios