En el Igac se pausaron labores para explicarle a los usuarios las consecuencias de la reestructuración laboral

REDACCIÓN - EL NUEVO DÍA
Los empleados del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, territorial Tolima, que pertenecen al Sindicato de Trabajadores, Funcionarios de Carrera, Provisionales y Contratistas, detuvieron sus actividades diarias este miércoles para explicar a los usuarios las diferentes situaciones que se registran al interior de la entidad.

Entre ellas, el proceso de reestructuración que en percepción de los sindicalistas puede terminar en “masacre laboral”.

A esto se sumaría la posibilidad de que servicios como el de catastro se elimine de la territorial Tolima y pase a ser responsabilidad de las oficinas en el Huila.

Lo que saben los trabajadores es que las modificaciones en la planta se harían a nivel país. “No podemos oponernos porque el catastro multipropósito se originó por los acuerdos de La Habana y (está incluido) en un Conpes, realmente lo que se pretende es entregar el catastro a gestores externos y los trámites que son gratuitos pasarían a ser cobrados”, explicó Mayerly Amparo Martínez, miembro de la directiva nacional del Sintrageográfico.

De llegar a ser ciertos los temores, servicios como cambio de propietario en predios, desenglobe de propiedades, modificaciones de áreas en terrenos, entre otros, tendrían un costo para los usuarios, “se menciona que el Igac entraría como un supervisor de este proceso, pero no va a tener la misma injerencia que se tiene en estos momentos”.

De todos los oficios y derechos de petición remitidos en diferentes entidades, el Sindicato tuvo una respuesta de Presidencia de la República, la cual fue trasladar las inquietudes al Ministerio de Trabajo y a la dirección nacional del Igac.

Por ahora, los trabajadores deben seguir laborando en medio de la incertidumbre y zozobra que genera el riesgo de pasar a ser un desempleado.

 

Respaldo

Los empleados públicos contaron con el apoyo del Sindicato de Empleados de la Dian y del Sindicato Unitario Nacional de Trabajadores del Estado.

Asimismo, estuvo presente Eusebio Álvarez, veedor ciudadano, quien opinó que existe un desconocimiento total del tema y que si se cambia la sede, los más afectados serán los usuarios que en ocasiones no cuentan con recursos para hacer diligencias.

EL NUEVO DÍA

Comentarios