Gobernador del Tolima entregó balance de hospitales de segundo nivel

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
A parte de las preocupaciones financieras que le genera el hospital Federico Lleras Acosta al Departamento, también están las de los centros hospitalarios de segundo nivel, que aunque en varios de ellos, se han hecho giros, aún necesitan de un apalancamiento para salir de la crisis.

En días anteriores, al consultarle al gobernador Óscar Barreto Quiroga, sobre las dificultades que se tienen actualmente, indicó que en el caso del Reina Sofía de España se tienen inconvenientes.

“El hospital necesita 4 mil 200 millones de pesos, eso es lo que necesita para que se ponga al día con todos los temas laborales y algunas deudas que tienen allí”.

El mandatario seccional, añadió que ya hay un ruta de trabajo asignada que está siendo adelantada por la Secretaría de Salud Departamental junto a la gerente de la entidad, pues el objetivo es tener el camino abonado para después de que pase la Ley de Garantías.

“La idea es tener eso listo para noviembre para mirar cómo raspamos la olla, ojalá podamos dar esos $4 mil 200 millones, lo que le he dicho a la Secretaria y a la Gerente (Fanny Gómez) es que sino se puede el total, bueno que podemos pasarle aunque sea $2 mil millones o algo, para que la entidad tenga una mejor navegabilidad administrativa”.

Al preguntarle a Barreto Quiroga, qué pasará después de este giro que serviría solo para pagar deudas, respondió que se deberá implementar un plan parecido al del ‘Fedelleras’ que es “mejorar la prestación se servicios, montar proyectos (para la adquisición) de equipos, (estrategias) que permitan mejorar el recaudo”, comentó.

De otra parte, el diputado Carlos Reyes, mencionó esta semana buscará citar a la gerente Gómez ante la Asamblea, para escuchar de primera mano cuál es la situación financiera de la entidad. Entre las dudas a despejar estaría la cifra de la cartera, contrataciones y facturación.

 

¿Y los otros hospitales?

El Gobernador señaló que el hospital San Juan Bautista de Chaparral, le preocupa aunque no está en un nivel crítico, “el de Honda (San Juan de Dios) puede estar bien en términos generales, al igual que, el del Espinal”.

Agregó, que en el caso del Nuevo Hospital la Candelaria, logró mejorar su camino luego del apoyo financiero de la Administración seccional. Reiteró que los que generan intranquilidad “fundamentalmente es el Lérida y segundo sería el de Chaparral, le tocaría al nuevo gobierno hacer un esfuerzo muy grande para fortalecer este hospital también”, concluyó Barreto Quiroga.

EL NUEVO DÍA

Comentarios