En agua potable el reto es cerrar la brecha entre la zona urbana y la rural

En agua potable el reto es cerrar la brecha entre la zona urbana y la rural
El viceministro de Agua y Saneamiento Básico, José Luis Acero, habló de los proyectos y las inversiones que buscan minimizar la desigualdad. Asimismo, comentó que en este tema es necesaria la cooperación de todos los actores de la sociedad.
SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
El viceministro de Agua y Saneamiento Básico señaló que además se necesita fortalecer las empresas prestadoras de servicios públicos, focalizar las inversiones y lograr una mayor eficiencia.
Foto: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
21 Oct 2019 - 3:01am

Según un informe de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios en 2018 la cobertura de agua potable en la zona rural del departamento llegó a un 32,85%, panorama que obliga a que los gobiernos Nacional y Departamental implementen estrategias que permitan minimizar la brecha de desigualdad.

Sobre este tema habló con EL NUEVO DÍA el viceministro de Agua y Saneamiento Básico del Ministerio de Vivienda, José Luis Acero, quien explicó cuales son los proyectos que están en marcha, los que están suspendidos y lo que vendrá para la región el próximo año.

 

Saneamiento básico

El funcionario agregó otro dato reportado por la Superservicios y es que en el año anterior la cobertura en alcantarillado en zona urbana fue del 65.3% y en zona rural del 11,9%.

“Estos indicadores muestran que es necesario aumentar el ritmo de crecimiento de la cobertura y cerrar la brecha entre zonas rurales y urbanas.

Para poder llegar a la meta ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) establecida al año 2030 de 100% de cobertura, es necesaria la cooperación de todos los actores de la sociedad además de la del Gobierno Nacional”.

Acero, añadió que en temas de inversión en saneamiento básico está el proyecto de la construcción del alcantarillado en Castilla, corregimiento de Coyaima, y la planta de tratamiento de aguas residuales, obra que se adelanta en el marco del Plan Departamental de Agua por un costo de $4 mil 549 millones y beneficiará a mil 969 habitantes.

El otro proyecto que está por contratarse es la construcción del alcantarillado en los sectores de Chicó, Refugio, La Sonrisa y Nueva Ambalemita en Honda, propuesta que tiene un valor de $4 mil 247 millones, recursos que son aportados por la Nación, y con lo cual se eliminan los riesgos de inundación a una población de 2 mil 910 personas.

 

Municipios que son prioridad

Al preguntarle al funcionario cuáles son las poblaciones que son prioridad en inversión con respecto a agua potable, respondió que se tienen cinco proyectos en ejecución “en Armero - Guayabal se adelanta el mejoramiento del sistema de acueducto urbano según el plan maestro del municipio, que tiene un valor de $11 mil 096 millones, de los cuales $2 mil millones son aportados por la Nación.

“En Ibagué se ejecuta el acueducto complementario fase II - etapa Uno, construcción del sistema matriz de abastecimiento de agua potable al sector sur, un proyecto que tiene un costo de $29 mil 859 millones, financiado por medio de Tasa Compensada.

“En Roncesvalles, está el proyecto de mejoramiento del sistema de acueducto según plan maestro municipio, por un valor de 2 mil 422 millones.

“En Rovira se adelanta la optimización del acueducto urbano por $4 mil 450 millones, con un aporte de la Nación de $2 mil 631 millones.

“En Villahermosa se lleva a cabo el mejoramiento del sistema de acueducto según el plan maestro. Esta (obra) tiene un valor de mil 966 millones, de los $486 millones son recursos de la Nación”, expuso.

Agregó, que en 2020 se ejecutará la optimización del sistema de acueducto del centro poblado de Castilla, en Coyaima, proyecto que tiene un costo de $2 mil 562 millones y en la vereda Santa Marta se construirá el acueducto por $2 mil 744 millones.

 

‘Agua para el campo’

En cuanto al bajo porcentaje de acceso a agua potable en municipios y veredas el viceministro dijo que en agosto se lanzó el programa ‘Agua para el campo’, estrategia que busca minimizar las brechas en cobertura, continuidad y mejorar la calidad.

Por ello, “para el periodo 2019 - 2022 están focalizados los municipios de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, Pdet, y Zonas más afectadas por el Conflicto, Zomac”.

Cabe recordar que por el Pdet están Ataco, Chaparral, Planadas y Rioblanco.

 

Propuestas suspendidas

Así como hay obras en avance, actualmente, en tres municipios hay varias paralizadas. El viceministro Acero indicó que los casos están en Cunday, Saldaña y Villarrica. En Cunday “el proyecto suspendido es la optimización del sistema de suministro de agua para el acueducto del municipio, que tiene un valor de $2 mil 040 millones. Se suspendió por la necesidad de adelantar un proceso de reformulación por ajustes de diseño. Falta permiso de servidumbre, por lo que el Ministerio de Vivienda está a la espera de que el Municipio radique solicitud de reformulación, para que se pueda efectuar el trámite correspondiente y poder reiniciar la ejecución.

“En Villarrica se suspendió el proyecto de optimización del sistema de suministro de agua para el acueducto, por la necesidad de realizar ajustes de tipo técnico, presupuestal, financiero y predial”.

Y en el caso de Saldaña, el funcionario recordó que al momento de iniciar la obra para construir una fuente alterna al suministro para el sistema de acueducto, se evidenció una diferencia entre el terreno y los estudios de suelos adelantados “presentando un alto nivel freático, debido a la cercanía del canal de riego Ospina Pérez”.

Lo anterior determinó la necesidad de rediseñar el proyecto estructural e hidráulicamente, teniendo como resultado que el 15 de agosto de 2019 el Ministerio aprobó la reformulación”.

Otra de las inquietudes transmitidas a esta cartera es la falta de agua en La Chamba, Guamo, sobre esto el viceministro indicó que actualmente, no hay proyectos activos para esta comunidad, “sin embargo, en agosto de 2015 fue radicado en el Ministerio un proyecto de construcción y optimización del acueducto por gravedad vereda La Chamba, pero fue devuelto al Municipio en diciembre de 2017, toda vez que en diciembre de 2016 se le solicitó hacer ajustes al proyecto, sin que se haya tenido alguna respuesta por parte del ente territorial”.

Publicada por
EL NUEVO DÍA